Tarija la ciudad de los crímenes perfectos

martes, 14 de febrero de 2012

Eran las 14:30 del 31 de enero de 2011 cuando Carla Ruth Alarcón, joven de 24 años, estaba a cinco pasos de ingresar a su trabajo, un spa ubicado en el barrio Juan XXIII. En la mañana le había comentado a su madre que tenía problemas con su exnovio y prometió contarle los detalles del conflicto; sin embargo  esto jamás sucedió, ya que cuando iba a ingresar a su fuente laboral cuatro disparos terminaron con su vida. Carla Ruth, días antes de fallecer, denunció ante el Ministerio Público las constantes amenazas de muerte que recibía por parte del supuesto autor. En la denuncia incluso reveló  la identidad de la persona que la amenazaba.

“Yo hablé esa mañana con ella y me comentó que tenía problemas con su exnovio pero evitó contarme más para no preocuparme y sin embargo me dijo que nos veríamos más tarde. Aquello nunca sucedió porque en la tarde me la mataron”, cuenta la madre de la víctima. 

Tras los disparos Carla Ruth quedó tendida en el suelo en estado convaleciente, desangrándose. Los vecinos por el temor a ocasionarle más daño la rodearon y procedieron a llamar a la Policía que llegó 15 minutos después con la ambulancia.  Ruth sufrió  heridas de bala en el tórax, el abdomen y la cabeza, las mismas la llevaron a la muerte.

A un año y catorce días del sangriento hecho el caso, a cargo del fiscal Wilfredo Urbano, quedó sin resolverse cuando el supuesto autor del asesinato escapó. Se conoce que este año el fiscal asignado abandonó la causa.

Este caso emblemático es una clara muestra del aumento de la criminalidad en Tarija y de muchos asesinatos y secuestros que quedan sin esclarecerse. La suplica de justicia de los familiares aún flota en el aire.

El estudio denominado “La Criminalidad en Tarija” muestra en datos fríos y alarmantes que el 70% de la población tarijeña sufre alguna vez la comisión de un delito en su contra y sólo el 30% de los casos son denunciados. En 2005 la delincuencia más común en Tarija se resumía en una clasificación de: carteristas, asaltantes de buses y estafadores.  Dicha realidad ha ido cambiando y  los asesinatos han aumentado.

Los fiscales entrevistados para este reportaje afirman que la falta de material y capacitación en investigación son los elementos que les impiden esclarecer muchos casos referidos a asesinatos. “En Tarija los fiscales no cuentan con los medios necesarios para la investigación y muchos tienen que poner dinero de su bolsillo”, manifestó la fiscal adscrita a Diprove y Aduana, Mirtza Medina.

Entre los delitos mayores que se proliferaron en Tarija y sus provincias, como Yacuiba y Bermejo, mencionamos el narcotráfico y producto de esto los “ajustes de cuenta”, los secuestros y los asaltos a mano armada, aunque esto es  sólo  parte de una cadena de hechos que con mayor o menor frecuencia se han producido en nuestro departamento.

Hay quienes dicen que las investigaciones policiales están tejidas con paciencia, tecnología y detalles, y que los “crímenes perfectos” no existen. ¿Cuán cierto será eso en Tarija?

ASESINATOS SIN RESOLVERSE

- Ancianos maniatados
y asesinados

El pasado 19 de septiembre, comunarios y familiares de una pareja de ancianos de más de 75 años que residían en Palos Blancos, encontraron  los cuerpos sin vida de ambos, atados a un árbol a nivel de las manos. La médico forense del Ministerio Público, Erika Sakuma, explicó que fallecieron por asfixia mecánica. En el caso de la mujer por una estrangulación con algún objeto de tela y en el caso del hombre la asfixia mecánica se ejerció mediante sofocación, siendo posible que se le haya tapado la boca con la mano hasta la pérdida de conocimiento.

- Anciano muere calcinado 

El pasado 29 de noviembre de 2011, un incendio, del que aún se desconocen las causas, terminó con la vida de Hilarión Castro de 63 años. La persona murió calcinada en su domicilio. Según versiones de los vecinos de la zona, en el lugar también funcionaban su bicicletería y un lenocinio clandestino. En la requisa que realizó la Policía encontró a la víctima con las manos amarradas tras la espalda y los pies atados con una soga.

- Empresario avícola
fue abatido a tiros
El 23 de enero de este año, Miguel Soliz, de 31 años de edad, fue asesinado con diez impactos de bala a una cuadra de su domicilio en Yacuiba. La víctima era un conocido empresario avícola que, según algunos testigos, sufrió con anterioridad otro atentado del cual salió ileso. La camioneta del occiso fue atacada en una primera oportunidad con una ráfaga de ametralladora, se presume que Soliz trató de huir a pie pero fue seguido por los desconocidos que le volvieron a disparar y le arrojaron un explosivo.

- Mujer desaparece y
Fiscalía no sabe nada
Alejandra Iriarte Guerrero, de 36 años de edad, oriunda de Tarija, madre de dos jóvenes, propietaria del camión Volvo F-12, color blanco con placa 2322-EHN, en el que realizaba viajes como transportista de diversas cargas a distintos puntos del país desde hace unos dos años, contratando el servicio de choferes para los viajes, está desaparecida desde el 30 de septiembre de 2011, en situaciones aún no esclarecidas.

“Cuando aumenta el precio del pan aumenta la criminalidad”
Para los investigadores: Jaime Rafael Villamil Velasco, Giovanna Camacho Monzón y Giovanna Cuellar Vaca, las causas de la criminalidad son sobre todo económicas.
Afirman que es estadísticamente objetiva la frase. “Cuando aumenta el precio del pan aumenta la criminalidad”. Actualmente la lucha contra la criminalidad depende de la actitud social. Se piensa que el crimen debe ser combatido con represión policial, fiscales, jueces y cárceles, es decir por medio de los castigos pero esto no es suficiente.

El analista Jimmy Ortiz explica que el aumento de la delincuencia en el país se debe al mal estado de la microeconomía, puesto que la supuesta bonanza que hoy vivimos, según el Gobierno, no llega a la gran mayoría de la población. Sucede lo mismo en Tarija donde la riqueza gasífera no ha cambiado la vida del pueblo. “Cada año cien mil jóvenes tratan de entrar en la vida laboral del país y esa gente no cuenta con un empleo, algunos comienzan a meterse en las mafias, en las pandillas juveniles, comienzan a buscar nuevas opciones para mantener a su familia y por desgracia se dedican a otro tipo de vida, se dedican al robo, a la delincuencia o al asalto”, señaló.
Esto parece ser cierto cuando la Policía Nacional reporta que el número de pandillas en Bolivia ha incrementado de 400 a 700 en este año, (cerca de un 40 por ciento). Éstas se encuentran conformadas por unos 15.000 jóvenes de ambos sexos.

Para Ortiz, la inseguridad ciudadana está íntimamente ligada al narcotráfico y mientras no exista una política antidroga por parte del Gobierno no se la podrá combatir.

Falta de material y capacitación serían los tropiezos de fiscales
La fiscal Mirtza Medina  explicó que la Ley Nº 007 de modificaciones al Sistema Penal contempla entre sus aspectos más importantes el proceso inmediato para delitos en flagrancia y endurece los castigos a los jueces y fiscales corruptos.

Explicó que la Ley tiene cuatro puntos importantes que amplían la protección del ciudadano.
“Con esta nueva Ley los jueces y fiscales tendrán mayor capacidad de intervención en los asuntos, se ha establecido la posibilidad de allanamientos en la investigación a simple orden del fiscal que lleva adelante la investigación”, dijo.

Otra de las medidas que contempla la norma es la referida a las medidas cautelares. El reincidente obligatoriamente tendrá detención preventiva y no podrá negociar otro tipo de cautela.
Además la norma establece la suspensión del juez a la sola imputación del fiscal. Las penas para los fiscales y jueces que cometan el delito de “consorcio” tendrán un castigo de entre cinco y diez años de cárcel.

Sobre las recusaciones y excusas, tema que también fue cuestionado por el retardo que provocan en el desarrollo del proceso, se analizó que esto no está incluido en la norma pero sí en la Ley del Órgano Judicial.

En el caso de los asesinatos, Medina, resaltó que para que el proceso sea abreviado se debe sorprender a la persona en el momento del ilícito; sino es así se tiene que realizar una investigación en tiempo normal, misma que debe contar con una imputación previa.

Explicó que desde la imputación corre la etapa preparatoria, la cual se redujo de seis a tres meses. En este tiempo el fiscal debe recabar elementos para ingresar a juicio con una acusación penal, empero dijo que si no se logra contar con elementos contundentes de autoría, no se puede tener una causa abierta como antes permitía el Código Penal por lo que la nueva ley faculta al fiscal  a cerrar la causa, corriendo desde ahí el plazo de un año para esperar nuevos elementos. En caso de no ser presentados corresponde un rechazo o sobreseimiento.

Ahora bien el problema de los casos no esclarecidos para Medina no radica en la Ley misma, ya que destaca que su modificación es positiva. Según afirma el problema es estructural, debido que no se cuenta con el personal necesario ni los medios para realizar investigaciones científicas, sumado a que los efectivos policiales están desprovistos de capacitación y recursos económicos. “El Estado no brinda las condiciones para una solución integral de los casos”, dijo y lamentó que en general no se llegue a dar con los autores de asesinatos u otros crímenes.

“Todo cambio tiene su tiempo”
El fiscal anticorrupción, Gilbert Muñoz, prevé que en el lapso de poco más de un año, esta modificación permita tener “juicios puros”, sin muchos incidentes que resolver para la aplicación de la justicia. Asimismo explicó que las modificaciones establecen garantías para las víctimas de los hechos criminales, ya que acortan los plazos y permiten, en los casos de corrupción pública, garantizar la reparación del daño al patrimonio mediante la anotación de bienes. Sin embargo remarcó que existe un problema estructural, debido a que a casi un año de aplicarse la reforma, es menester considerar dentro del análisis que la mayoría de los jueces llevan un tiempo relativamente corto, por lo que es un proceso que requiere de la adecuación a las modificaciones.
Muñoz recordó que la adecuación al anterior sistema del Código Penal duró cerca de diez años.

El robo y sus modalidades

La delincuencia ha subido en cantidad y en modalidad. El modus operandi de los delincuentes para los robos es empujar a las víctimas, darles un golpe en el hombro o mancharles la ropa para que se distraigan, momento que es aprovechado para sustraerles dinero o despojarles de sus objetos. Esta forma de delito se presenta generalmente en los lugares con aglomeración de gente. Los malhechores también utilizan el “cuento del tío” y el “dopaje”.  La mayoría de estos robos se concentra en lugares donde transita mucha gente y existe un gran movimiento económico.

“Los Monreros”
Estos delincuentes fuerzan las puertas de negocios, domicilios y otro tipo de locales para robar dinero y objetos de valor.
Recomendación: La Policía recomienda que los propietarios de negocios instalen sistemas de seguridad y contraten a una persona para que vigile.

Los “descuidistas”
Otro potencial grupo son los “descuidistas” que persiguen a aquellas personas que exhiben su dinero cuando realizan compras en los sectores  comerciales.
Recomendación: Los jefes policiales sugieren evitar mostrar dinero y ostentar joyas.

Los banqueros
Las personas que realizan transacciones bancarias también se convierten en blancos de delincuentes.
Recomendación: Se aconseja que no transporten el dinero en bolsones o carteras de gran tamaño. Deben estar acompañados.

Los cuentistas
La institución del orden sugirió no confiar en los hallazgos de dinero en la calle y ofertas de productos a bajo costo. Los delincuentes usan estas “especialidades” para engañar y robar a sus víctimas en la calle.
Recomendación: Se aconseja no entablar conversación con desconocidos y evitar dar a conocer la dirección de su vivienda.

Las zonas Rojas en Tarija
Los barrios donde hay más delitos según el estudio de “Criminalidad en Tarija” son :
Criminalidad alta

San Roque
Virgen de Chaguaya
Lourdes
Los Chapacos
IV Centenario
4 de Julio
Narciso Campero
Abaroa
Carlos Wagner
Luis Pizarro
Guadalquivir
El Carmen

Criminalidad media

Panosas
Molino
Juan Pablo II
Lourdes
Los Chapacos
Panamericano
Andalucía
Los Álamos
Obrajes
6 de agosto
German Bush
Abaroa
Salamanca
San Marcos
Juan Nicolai
Rosedal Fabril
El Tejar
Mira Flores
San Blas
Petrolero
San Luis
14 Viviendas
Andaluz
Pedro Antonio Flores
1ro de Mayo
Las Pascuas
3 de mayo
12 de octubre
Juan XXIII

El País
Compartir esta nota :

Publicar un comentario en la entrada

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.

 
CC 2013. Tarija Bolivia