El problema del río Pilcomayo es irreversible

sábado, 17 de marzo de 2012

“Se veía venir y llegó”, murmuraban funcionarios, periodistas y asistentes en general a la conferencia del secretario Ejecutivo dela Gobernación, Roberto Ruiz, quien confirmó que el problema del río Pilcomayo “es irreversible y no volverá a tener sábalo, aunque añadió un paliativo “en las cantidades que solía haber”.

El dirigente del pueblo Weenhayek, Moisés Sapirandia, atendió a este medio de comunicación sumido en la consternación, puesto que el río es la principal fuente de subsistencia de los indígenas y la noticia fue contundente. Cansado de promesas y consciente de que el problema se ha dejado crecer sin actuar por todos los últimos ejecutivos del Departamento de Tarija, señaló que durante el fin de semana sostendrán una reunión para evaluar la noticia y estudiar medidas.

“Hay preocupación, se acordó realizar un plan de contingencia, aunque no es la solución definitiva”.

Sapirandia señaló que se han realizado las gestiones e inspecciones al río con las autoridades locales y la cancillería, sin embargo esperan a una respuesta oficial. Y es que el plan de contingencia fue puesto en cuestión por Roberto Ruiz, quien explicó que el trabajo que se pensaba realizar con las dragas serán un paliativo pero no la solución. Es decir, que no significará un gran avance en términos de permitir el paso del agua puesto que el área donde se colmata el río con el sedimento tiene una vasta extensión de ancho y las máquinas parecerán hormigas frente al “monstruo del sedimento”.

Mal de muchos y cuidados paliativos Asimismo, señaló que Argentina también está quedándose sin agua, a tal grado que en un lapso de uno o dos meses ya no pasará el líquido al vecino país. La autoridad departamental mencionó que toda esa agua que no llega ala Argentinase desvía en un nuevo cauce hacia el Paraguay, lo que le podría provocar problemas con inundaciones y otros temas referidos al exceso de agua en ese país. Ruiz fue sincero y contundente al describir el futuro de la región. “De la pesca natural ya no vivirán más las comunidades del entorno al Pilcomayo”.

La solución que planteala Gobernaciónes afrontar esta problemática de manera conjunta con el Programa Mundial de Alimentos (PMA), la defensa civil boliviana yla Gobernación, a través de sus programas del Plan de Empleo Urgente Productivo (PEUP) y el Prosol, las subgobernaciones de Yacuiba, Villamontes y sus respectivos alcaldes. “Hay que trabajar en un gran programa de asistencia para los Weenhayekes y así ayudar a paliar la situación este año.

Se trabajará en la construcción de esteros artificiales en territorio boliviano de manera que el ciclo reproductivo del sábalo en unos tres a cuatro años, a partir de ahora, empiece desde el territorio boliviano”. Otras de las alternativas que serán impulsadas, será el desarrollo de la acuacultura comercial en Villamontes y en O’ Connor, con la finalidad de producir millones de alevines en condiciones controladas.

Nota e imagen: El Nacional
Compartir esta nota :

Publicar un comentario en la entrada

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.

 
CC 2013. Tarija Bolivia