Ola delincuencial en Tarija obliga a iniciar plan comunal de seguridad

jueves, 24 de mayo de 2012

Debido a los constantes ilícitos cometidos en el área rural, siendo el más común el delito de abigeato (robo de ganado), la Gobernación Sección Cercado inició la ejecución del programa Comunidad Segura, como una contribución a la lucha contra la inseguridad con el despliegue de 8 supervisores y 63 brigadistas diseminados en 29 comunidades de la provincia. Según el ejecutivo seccional de Cercado, Alfonso Lema, el objetivo principal del proyecto es luchar contra los índices de violencia y delincuencia en al área rural, que han apuntado sus fechorías últimamente en las unidades educativas y comunidades ganaderas.
Lema recordó que el programa inició su ejecución el año pasado, pero que en esta gestión hubo retraso debido a los conflictos con el Sistema de Gestión Pública (Sigep). “Queríamos un proceso de contratación transparente”, afirmó.

Lema explicó que este programa desplegará a 63 brigadistas y 8 supervisores en las zonas rurales de la provincia Cercado, programa que es “un granito de arena” en las políticas que de seguridad para las zonas dispersas.

Sin embargo, subrayó que existen más acciones a desarrollarse por parte de las autoridades competentes, por lo que espera, con esto, reducir el índice de ilícitos que se registran en el campo, entre lo que se tiene el abigeato y el robo de insumos a viviendas, colegios y otras entidades que los antisociales estudian para robar, “incluso antes de que sean inauguradas”.

Para hacer más efectiva la aplicación de este proyecto, se tuvo una reunión interinstitucional con la presencia de representantes de la Policía Boliviana, con quienes esperan seguir coordinando para la capacitación de los brigadistas y que de este modo presten un mejor servicio.

En dicha iniciativa también participan la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Gobernación y dirigentes de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija, tarea conjunta que busca reducir los índices de delincuencia en el área rural.

El programa, según Lema, nace a pedido del sector campesino de la provincia Cercado, que tendrá a 29 comunidades beneficiarias de 8 cantones, número que se prevé incrementar paulatinamente, estando al momento los recursos garantizados hasta noviembre próximo.

Para su sostenibilidad, se estima que los recursos sean insertados en los presupuestos reformulados del Plan Operativo Anual (POA) 2012 que haya esta gestión, sin embargo, por el momento, 615 mil bolivianos serán invertidos en el plan Comunidad Segura.

La autoridad indicó que se espera que la Policía realice la capacitación de los brigadistas, “ya que la seguridad está dentro de las funciones de entidades de gobierno entre las que se encuentran también los ejecutivos seccionales”.

Al respecto, reveló que analizan la normativa para reunirse con el alcalde Oscar Montes y la Dirección de Seguridad Ciudadana para construir en Tarija un consejo de seguridad y garantizar esta tarea por el beneficio de la población chapaca.

CONSUMO DE DROGAS

Por otro lado, el fiscal de sustancias controladas, Zacarías Valeriano, anunció ayer que en base a indagaciones efectuadas y por denuncias de anónimos, se conoce que se ha incrementado el consumo de drogas en la ciudad, “generando mayor inseguridad”.

Según el funcionario del Ministerio Público, esto refleja un panorama poco esperanzador sobre la seguridad de los tarijeños, “que cada vez se traduce en hechos violentos que dejan víctimas que no ven a la justicia aplicarse en la realidad”.

DELITOS EN LA
CAMPIÑA TARIJEÑA

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), José Castillo, explicó que se tiene denuncias provenientes del área rural referentes a violaciones y robos.

Sobre el ilícito de abigeato, Castillo explicó que en muchas oportunidades los comunarios de estas regiones no presentan denuncias, ya sea por costumbre o por miedo a represalias.

Sobre la implementación de los brigadistas rurales, manifestó que es necesario que el personal cuente con la capacidad necesaria para intervenir en caso de presentarse un ilícito, y que, como en las brigadas barriales, estas personas deben realizar recorridos por las zonas rurales. “Hay que tener en cuenta que no lograrán paliar definitivamente el problema, ya que pese a que el programa existe en la ciudad no se ha logrado disminuir los índices del crimen”, explicó Castillo a tiempo de exhortar a las autoridades a planificar una solución más integral.

Reiteró que es necesario orientar a los comunarios a que formalicen sus denuncias y colaboren con el proceso indagatorio acorde a los requerimientos, “puesto que se tienen casos en los que se denuncia, pero no se sigue el caso hasta el final”.

Hizo alusión a un caso ocurrido hace un par de semanas, cuando un comunario que llegó de Argentina fue víctima del robo de 21 mil pesos argentinos, él denunció el hecho, pero cuando se atrapó al presunto autor, el afectado no se constituyó para reconocerlo, por lo que se tuvo que liberar al sospechoso.

Recordó a la población de zonas dispersas, que la Estación Policial Integral del barrio Senac atiende casos en localidades rurales próximas a las comunidades de San Andrés y Turumayo, que se encuentran dentro su jurisdicción.

La misma labor cumplen las demás estaciones policiales con las respectivas comunidades aledañas, sin embargo, según Castillo, la falta de medios para desplegar los trabajos en el área rural, al menos de patrullaje, perjudican la labor de control en esas zonas. “No se cuenta con un número de patrulleros idóneo, es necesario que las autoridades competentes realicen inversiones de impacto que a futuro permitan tener una seguridad ciudadana sostenible”, agregó.

La Policía se encuentra desatendida, dice Castillo, pese a las cumbres de Seguridad Ciudadana donde se compromete medidas pero “a la hora de hacer efectivo eso, no hay nada”. “Continuamos sin medios, con vehículos inutilizados por falta de repuestos, sin medios investigativos contemporáneos que permitan la resolución de casos, mientras se dan conclusiones en estas cumbres, hasta la fecha no se cumplen”, manifestó.

Recomendó que la Dirección de Seguridad Ciudadana de la Gobernación deba reducir la burocracia a la hora de dotar de los medios a la Policía, dejando de ocupar el tiempo en una solicitud de trámites administrativos.

PREOCUPACIÓN EN
EL SECTOR CAMPESINO

El secretario ejecutivo de la Federación Sindical Única de Comunidades Campesinas de Tarija, Pánfilo Guzmán, saludó el inicio del programa a tiempo de manifestar que las comunidades están preocupadas por los hechos criminales que ocurren con más frecuencia.

Guzmán dijo que espera que exista coordinación con la Gobernación para el tema de la seguridad. “Todo lo que vaya en favor de las unidades educativas y esté consensuado con los comunarios, es bienvenido”, dijo Guzmán recordando los últimos hechos delictivos en el campo como el robo de ganado, a domicilios, saqueos, y otros.

El dirigente explicó que en la mayoría de los casos, los antisociales no son encontrados, y que van a las comunidades en automóviles por lo que piensan que se trata de personas ajenas al campo.
Coincide con autoridades policiales sobre el hecho de que comunarios no denuncian los delitos, lo que provoca que no avancen las investigaciones y que se haga el seguimiento necesario.

Según Guzmán, en este tema “pareciera que la normativa penal favorece a los antisociales, antes de atender la necesidad de las víctimas que deben correr con los gastos e invertir su tiempo en resolver el ilícito”.

Por la burocracia que se tiene, el dirigente campesino informó que incluso en un ampliado previo de la federación campesina, se emitió una resolución que contempla la justicia por mano propia (justicia comunitaria), acorde a los usos y costumbres de cada región.

Sin embargo, la cultura de la gente del campo es pacífica, por lo que hasta ahora sólo se tiene la advertencia de que en caso de encontrarse a algún delincuente, será sancionado con justicia comunitaria, pese a esta advertencia, hasta ahora no se tiene registrado ningún caso de este tipo de justicia en Tarija.

BOLIVIA: DENUNCIA DE CASOS DE
DELITOS COMUNES DE MAYOR INCIDENCIA

DESCRIPCIÓN    2009 (p)
BOLIVIA    37.337

Contra la integridad corporal y la salud    9.201
Contra los derechos de asistencia familiar    397
Estafa y otras defraudaciones    4.807
Homicidio    1.130
Hurto    5.564
Robo    9.249
Robo Agravado (Atracos)    4.429
Violación, estupro y abuso deshonesto    2.560

TARIJA    2.237

Contra la integridad corporal y la salud    646
Contra los derechos de asistencia familiar    6
Estafa y otras defraudaciones    259
Homicidio    51
Hurto    267
Robo    621
Robo Agravado (Atracos)    158
Violación, estupro y abuso deshonesto    229
Fuente: POLICÍA NACIONAL / INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA

(p): Preliminar

Tarija ocupa aproximadamente el quinto lugar de los departamentos con el mayor índice de hechos delictivos.
 
 
Compartir esta nota :

Publicar un comentario en la entrada

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.

 
CC 2013. Tarija Bolivia