Header Ads

Hospital San Juan de Dios en terapia intensiva

La Directora, Olga Mora, confirmó que aun no se dio la transferencia del nosocomio a pesar
de los avances tanto con el Gobierno Municipal como con la Gobernación del Departamento, mientras esto no sedé, no se observarán mejoras en el servicio.

El único hospital de tercer nivel del Departamento pasa por el peor momento de su existencia, recientemente dieron a conocer que la transferencia del mismo todavía no fue concretada, pese al anuncio que habían realizado hace más de un mes, autoridades departamentales.
Desde el cambio de director: Germán Hoyos Delfín por Olga Mora Vargas, pudo conocerse una serie de necesidades por las que atraviesa el nosocomio. En gestiones pasadas tropezaba por inconvenientes con el tomógrafo, espacio físico, ítems y malas condiciones para los trabajadores.

Luego de que el gobierno de Evo Morales Ayma determinó transferir la administración de los hospitales de tercer nivel a las gobernaciones, la situación empeoró. Una vez tomada la decisión, la Alcaldía Municipal dejó de brindarle apoyo e inversión económica al Hospital, dando toda responsabilidad a la Gobernación, como señala la nueva norma nacional.

El cambio según esperaba la población, debería haber sido saludable para el funcionamiento, pero no fueron tomadas en cuenta las deudas que vienen de gestiones pasadas. Ninguna de las instituciones quiso hacerce cargo, lo que ocasionó que la Alcaldía esquive la responsabilidad y la Gobernación exija un hospital saneado. Este hecho ocasionó que el colapsado centro médico empeore más, a pesar de que cuenta con recursos propios, si éstos son usados, existe el temor de quedarse sin fondos. Mientras la Alcaldía y la Gobernación aún no definían las condiciones de la transferencia, el Hospital empeoraba, las máquinas para lavar ropa cumplieron su vida útil y los empleados empezaron a lavar a mano.

Cuando licitaban otra máquina lavadora, las demandas de los trabajadores acrecentaban. En septiembre de 2011 nuevamente el San Juan de Dios generaba noticia, pacientes molestos llamaron a Plus Tv para narrar que neonatología del Hospital había colapsado. Más de tres bebés nacieron con complicaciones y necesitaban de respiradores e incubadoras; sin embargo, los respiradores no funcionaban y los pocos que existían estaban ocupados. Tras varias movilizaciones, el Hospital logró salir del paso pero no del problema, en octubre generó un nuevo titular en las noticias ya que detectaron la bacteria serratia (causa infec ciones urinarias entre otras), por lo que fue cerrada la unidad de terapia intensiva para reali zar limpieza y desinfección.

Manejaron dos hipótesis entre las que mencionaban a un paciente de Villa Montes que posiblemente la portaba; y la segunda fue que la humedad en el Hospital la había generado. En ese ínterin revelaron que no contaba con espacios para estos casos especiales. Olga Mora una vez más se arriesgaba en informar que al San Juan de Dios “poca vida le quedaba” que ya casi estaba por derrumbarse, a tal grado llegó el colapso que la Directora y médicos anunciaron cerrar las puertas si nadie atendía sus demandas. Luego de todas estas gestiones lograron la atención de autoridades, que poco a poco solucionaron algunas urgencias.

Meses después, supuestamente fue consolidada la transferencia total del Municipio a la Gobernación y esperaban que ésta sea la solución, pero la situación en el San Juan de Dios es todavía complicada, ya que médicos y trabajadores en salud se quejan sobre las condiciones en las que está la infraestructura, y la falta de mantenimiento a equipos, así como su renovación.

Recientemente autoridades del centro médico hicieron conocer que la transferencia aún no fue consolidad y sigue durmiendo en la Asamblea Departamental. Médicos, trabajadores en salud y población preocupados dicen que el Hospital está en “terapia intensiva” y necesita de “mucho para salvarlo”, antes de que afecte a los ciudadanos. Roberto Cuellar, del Sindicato de Trabajadores en Salud fue consultado por el programa Encontraste, sobre cuál es la parte más crítica del nosocomio, sorprendentemente respondió que no existía una parte crítica, sino que es todo el Hospital el que está en esa situación. “Está colapsado”. Según Cuellar el San Juan de Dios atiende a los pacientes de consulta externa, rayos x, tomografía y otras especialidades de manera sobre saturada, lo que no es recomendable por parte de la Organización Mundial de la Salud OMS. No hace mucho hubo un accidente en la zona de esterilización, aparentemente por falta de mantenimiento en los equipos lo que hirió a una trabajadora. Sólo funciona una de las cuatro ambulancias para casi medio millón de personas. Una americana, una alemana y otra japonesa están paradas por falta de repuestos, además cobran de Bs 12 a 30 para atender a quien lo solicite por teléfono.

Nuevo Sur

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.