Header Ads

Tarija y su zoológico de 25 mil años

No es común que en el medio de una ciudad plenamente urbanizada, se hallen restos fósiles de un valor incalculable. Pueden contarse con los dedos de una mano las ciudades en el mundo que tienen el lujo de poder admirar ‘in situ’, lo que constituye un testimonio tangible de la historia de la Tierra y de su evolución hasta la actualidad. Tarija es afortunada, pero una serie de conflictos internos están poniendo en peligro ese patrimonio.



ERASE UNA VEZ….

En medio de la ciudad, en el mirador de la Loma de San Juan lugar al que propios y extraños acuden con frecuencia para admirar la belleza de la capital chapaca, maquinarias de la Alcaldía que se encontraban trabajando en la construcción del Centro Histórico Turístico hace un par de meses, se toparon con los restos de un mastodonte que se calcula tengan 25.000 años de antigüedad.

RETROSPECTIVA

La Dirección de Patrimonio Natural de la Gobernación, ha realizado la respectiva inspección junto al paleontólogo Wilmer Flores para confirmar que efectivamente, esos dos colmillos que sobresalen de la pared de tierra del mirador y que muchos piensan que son simples troncos, forman parte del esqueleto del también llamado elefante andino, “Es posible que la cabeza o todo el cuerpo esté bajo tierra por lo que se debe tener cuidado en los movimientos de tierra”, ha dicho Flores.

Oscar Montes, alcalde de la ciudad, ha pedido que certifiquen que los restos hallados son fósiles y que merecen ser preservados, el cual ya le ha sido entregado por la Dirección de Patrimonio Natural y Cultural de la Gobernación.

Pese a que los vecinos presionan para que las obras continúen sin tomar en cuenta el valor de los restos hallados, el municipio tarijeño analiza la manera en que pueda cambiarse la estructura original del proyecto que lleva adelante la empresa constructora Erika S.R.L. En primera instancia esta constructora realizaría la demolición de los actuales componentes de la Loma de San Juan para recuperar un área verde, y luego debe edificar nuevos ambientes en la biblioteca municipal.

CONFLICTO DE INTERESES

Existe un conflicto entre el interés histórico y el de los vecinos que quieren ver urbanizada su zona, aunque esto constituya una pérdida irreparable y pese al compromiso de trabajar extremando cuidados y evitando las zonas que podrían tener restos fósiles, e incluso en aquella donde se ha evidenciado la existencia del mastodonte, la empresa constructora utiliza tractores y demás maquinaria pesada.

El oficial mayor técnico de la Alcaldía, Gonzalo de los Ríos, sostiene que los pedazos de huesos encontrados están recubiertos de tierra, “Eso quiere decir que los elementos ya se encontraban pedaceados y no estamos nosotros fracturándolos. Hemos tenido conversaciones con la misma Gobernación y el Municipio para poder hacer una verificación del lugar y ver de qué forma se puede conservar esa zona, mientras eso ocurra continuaremos trabajando puesto que la obra no afecta ese lugar donde existe un supuesto colmillo.”

PATRIMONIO GEOLÓGICO


Freddy Paredes, director del Museo Paleontológico de Tarija, refuta: “Hemos solicitado a la empresa y a la misma Alcaldía poder precautelar el lugar, porque si lo cubrimos de cemento como se pretende estaremos perdiendo un importante recurso natural en pleno centro de la ciudad, el lugar es un patrimonio geológico y paleontológico, donde aflora un colmillo de mastodonte y quien sabe existan más restos fósiles”. La Universidad Juan Misael Saracho, a través del Museo Paleontológico, se encarga de preservar todo descubrimiento paleontológico.

El director de Patrimonio Natural de la Gobernación, Jorge Vidaurre, ya ha explicado que se pretende coordinar con la empresa que ejecuta las obras, el municipio y la dirección del Museo Paleontológico para que se preserve la zona, sin perjudicar el desarrollo del vecindario aledaño ni los planes de ejecutar el proyecto del Centro Histórico. “Nuestro objetivo es conservar los fósiles, recuperarlos o en todo caso dejarlos en su estado natural”, dijo en entrevista con el periódico El Nacional, que ha seguido de cerca este caso. Vidaurre ha dicho que la Gobernación dará el apoyo económico y logístico para que estos restos, que tienen millones de años, sean conservados como parte del patrimonio paleontológico de Tarija y de Bolivia.

TARIJA
La mayor riqueza plaeontológica de bolivia 25 mil años de antigüedad 

Puede parecer un hallazgo único, pero lo cierto es que Tarija es el departamento con más riqueza paleontológica de la región, y a él acuden expertos de todo el mundo que buscan ampliar sus conocimientos en paleontología y ramas anexas. El Museo de Paleontología de esta ciudad, aunque ha quedado pequeño para albergar todas las piezas que llegan a él tanto por donaciones como por investigaciones y exploraciones de científicos que trabajan en paleontología, es el más importante de Bolivia. Sus responsables cuentan decenas de historias sobre hallazgos de gliptodontes, megateriums, mastodontes y otros colosos de al menos 25 mil años de antigüedad.

PATRIMONIO GEOLÓGICO DE  400 MILLONES AÑOS DE AÑOS

El lugar donde se está trabajando, además de los restos fósiles del mastodonte, constituye de por sí un patrimonio geológico que data de hace más de 400 millones de años. La formación que tiene la loma es uno de esos tesoros científicos que presentan en una sola estructura las capas que durante miles y millones de años han formado la actual corteza terrestre. Una especie de historia telúrica comprimida.

UN TESORO EN MEDIO DE UNA URBE

Hace un mes, dos geólogos argentinos pidieron que se cuide esa formación, cuyos pares en el exterior, normalmente son ubicados en zonas lejanas y desérticas, no en medio de una urbe.
 

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.