Header Ads

Matan a un hombre en Entre Ríos por venganza

Según el reporte del director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de Entre Ríos (Felcc), Cnel. Alberto Velasco, ayer se dio fin al misterio que tenía en vilo a los comunarios de El Tunal, cuando se encontró tras días de búsqueda a un hombre de 42 años que había sido raptado de su misma vivienda por cinco sujetos que lo torturaron y golpearon hasta matarlo.

Este habría sido un acto de venganza debido a que ciertas personas pensaron que el comunario fallecido habría embrujado a una muchacha del lugar logrando su muerte. La misma habría sido su pariente y los “vengadores” sus sobrinos.
Todo comenzó cuando la madrugada del martes 25 de septiembre cinco sujetos irrumpieron en el domicilio de Andrés Fernández (agricultor), llevándoselo ante la mirada de su esposa, que salió corriendo y vio como subieron al hombre a un motorizado que partió rápidamente con rumbo desconocido.

Desde esa noche cuando se sentó la denuncia, policías, comunarios y familiares, lo buscaron desesperadamente por las comunidades de San Diego y Narváez. La búsqueda fue intensa y el temor que se desató en el lugar se extendió a todos los habitantes.

Sin embargo, tras la intensa búsqueda desplegada, ayer en horas de la tarde los comunarios lo encontraron sin vida en San Diego a 25 kilómetros de Entre Ríos, a unos 50 metros de la carretera, donde realizaban un rastrillaje. Inmediatamente dieron parte a la Policía que se constituyó conjuntamente con el fiscal de turno para datar el lugar donde yacía el cuerpo.

Acorde al examen externo practicado el cuerpo presenta contusiones y escoriaciones que dejan entrever que el hombre fue continuamente golpeado, siendo su data mortuoria de 24 a 48 horas, por lo que Velasco sostuvo que se realizará una autopsia para conocer el detalle clínico que revele la causa específica de su muerte.

La supuesta venganza

Si bien se desconoce el objetivo, las primeras indagaciones lanzan hipótesis preliminares de que existen de por medio problemas familiares, a raíz del deceso de una prima hermana de Andrés con quien tenía problemas y quien falleció hace aproximadamente 20 días, tras padecer de una extraña enfermedad que consistía en dolores intensos de cabeza y cefaleas sin diagnóstico preciso.

La hipótesis sostiene que los sobrinos que habrían raptado a Andrés pensaron que éste había proferido algún hechizo o brujería para matar a su madre y decidieron tomar venganza. Preliminarmente se conoce que la esposa del fallecido habría logrado reconocer a quienes irrumpieron en su hogar.

Los raptores serían presuntamente los sobrinos que culpando al hombre de lanzar algún hechizo o brujería decidieron tomar venganza. Velasco relacionó el hecho con la fuerte creencia en rituales que se registra en el área rural.

Al momento se tienen cinco sospechosos, y el coronel puntualizó que habrá aprehensiones. Finalmente reveló que se utilizó un motorizado para el rapto, que al momento está secuestrado y fue encontrado aquel día abandonado en el monte. 

El País 

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.