Header Ads

Más de Bs. 20 mil cuesta luchar contra el cáncer en Tarija

En la sala del hospital, Kevin juega con su autito rojo, corre tras su juguete con pacitos inciertos porque apenas tiene un año y 8 meses, se divierte ajeno a todos los problemas médicos que tendrá que sobrellevar para superar el tumor embrionario en uno de sus testículos, que ya fue diagnosticado como maligno.

En la sala Sabina, de 9 años, ya pasó por operaciones y recibió su sexta quimioterapia y mañana nuevamente será intervenida quirúrgicamente, si todo va bien recibirá dos quimioterapias más y estará a salvo.

 Más de Bs. 20 mil cuesta luchar contra el cáncer en Tarija

Sabina le cambia los zapatitos a su muñeca, misma que es un regalo de las voluntarias de la Legión de Lucha contra el Cáncer en Tarija, ella es la niña mimada de las voluntarias, su caso ofrece muchas esperanzas de recuperación total, pero Kevin es el nuevo reto, ya fue operado y recibirá pronto el tratamiento de quimioterapia y con ello tocará buscar recursos económicos para que se pueda realizar las quimioterapias y vencer su cáncer.

La quimioterapia es el procedimiento que procura salvar vidas. Cuando el paciente es intervenido en una etapa inicial este procedimiento puede brindarle una esperanza de vida. El oncólogo clínico y jefe de la sección en el hospital San Juan de Dios, Alberto Castrillo,  tomará el caso, su especialidad no es la oncología pediátrica sin embargo no hay otra opción, el médico que trata a adultos con cáncer, empleará todos los recursos para preservar la vida de este niño, de la misma forma como lo viene haciendo durante años.

Tener un gran corazón no es suficiente para las voluntarias que se involucran en estos casos, la fortaleza debe ser grande para ellas ya que acuden diariamente al hospital San Juan de Dios para ayudar en las necesidades económicas de los pacientes con cáncer en Tarija.  Muchas veces se logra preservar una vida, es el caso de Sabina cuyo tratamiento superó los 12 mil bolivianos, sin contar con otros gastos de traslado y demás. Todo fue cubierto por las voluntarias,  pero en muchas ocasiones éstas deben ser testigos de la muerte de esas personas con las que conviven diariamente.

Quimioterapia

Elvira, de 52 años, esposa y madre, lucha contra su cáncer de cuello uterino desde el año 2003. Elvira vive en Yacuiba y cada mes acude al hospital San Juan de Dios a recibir su quimioterapia. “En junio del año pasado vendí mi casa, recibí por ella 30 mil dólares, hoy solo tengo 3.500 dólares, todo el dinero fue pagando los tratamientos de mi enfermedad”.

“Ya podrás hacerte otra casa, lo importante ahora es tu vida”, le dice la presidenta de la Legión de lucha Contra el Cáncer, María Rosa Paz. Para Elvira la quimioterapia que recibe en este momento, le demanda un costo de 3.750 bolivianos, y con lágrimas en los ojos expresa su preocupación por lo que serán sus demás tratamientos cuando ve tan disminuidas sus oportunidades de ingreso económico.
Si bien el Susat cubre algunos costos, como tomografías, radiografías y algún otro análisis, el seguro no cubre las quimioterapias, en estos casos el paciente debe proveerse de medicamentos con un costo aproximado de mil a siete mil bolivianos sólo para una cesión de quimioterapia. Por lo general se requiere entre tres a seis sesiones prescritas y los costos varían según el estado y condición del paciente.

La Legión de voluntarias no solo orienta, sino que apoya a los familiares, con ropa y víveres porque al tratar de salvar a un familiar con cáncer muchas familias quedan casi en la indigencia.
Los recursos económicos los otorgan, siempre en medida de las posibilidades y comprando medicina, pero además dan una esperanza de vida a estas personas que sufren el dolor y la angustia del cáncer, sin embargo los costos son muy altos y no hay bolsillo que aguante, explicó la directora.
Muchos pacientes entre hombres, mujeres, jóvenes y menores que necesitan radioterapia son evacuados a la ciudad de Sucre dónde tiene un albergue. A los niños se los evacúa generalmente a Cochabamba, Santa Cruz o La Paz cuyos hospitales reciben a los pacientes de Tarija.
“La vida para la gente del cáncer es una ilusión porque la muerte es una realidad”, aseguró la voluntaria. La legión lamentó en este mes de enero la muerte de cinco mujeres con cáncer. Martha, Yola,  Celia,  Margarita y María René, son los nombres de quienes fueron unas luchadoras que dejan un ejemplo de fortaleza pues batallaron con la enfermedad hasta el final.

Legión del cáncer

A sus tres años Edil fue diagnosticado con lifoma no-hodkin, tumor en los ganglios, este niño de escasos recursos tuvo que trasladarse desde Tariquia, comunidad El Volcán. Edil y su madre salían a la carretera en burro para luego llegar al hospital. Durante un año y medio vivieron en La Paz llevados ahí gracias a la ayuda de las voluntarias de la Legión. Actualmente Edil está sano, tiene cinco años y está inscrito en el colegio para cursar su primer año de primaria.

La Legión de Lucha contra el Cáncer de Tarija, reúne fondos a través de una rifa anual, misma que se realiza ante notario público y en canales televisivos, también cuentan con la colaboración de centros para la rebaja de los medicamentos y con empresas de aviación y transporte público para el traslado y evacuación de los pacientes que requieren radioterapia.

Tanto las voluntarias activas como pasivas, tienen un fondo mensual dónde dan un aporte voluntario de diez bolivianos. Este aporte que no es grande es la diferencia entre la vida y la muerte para las personas que sufren de cáncer en Tarija.

 “El hospital colabora pero son remedios específicos los que tienen un gran costo”. La legión sigue de cerca el tratamiento de dos niños con cáncer embrionario de Incahuasi, una niña de Bermejo con linfoma, entre otros casos que son reconocidos por las voluntarias con nombres, apellidos y con los detalles de vida de las familias.

“Realizamos un trabajo discreto, todos los días nos préstamos a identificar los casos y hacer los seguimientos para ofrecer la dotación de los medicamentos. Muchas veces las personas son susceptibles a brindar ayuda económica sin embargo procuramos llegar a sensibilizar a la población ya que con un poco de interés de parte de todos se puede dar una oportunidad de vida a los que lo requieren”, aseguró la presidenta.

Luchar contra el cáncer en Tarija requiere como cifra mínima unos Bs. 20 mil, sin embargo la cifra se duplica o triplica de acuerdo a la gravedad y gastos de traslado a otras ciudades ya que en la ciudad se carece de centros especializados.

Consejos

La mortalidad por cáncer es grande en Tarija, sobre todo porque los pacientes llegan por la atención médica cuando su enfermedad está en un estado avanzado, aseguró el oncólogo tarijeño, Alberto Castrillo. Sin embargo, el veinte por ciento de los pacientes llegan a curarse completamente porque acceden al tratamiento en una etapa inicial y la cura es completa. Es por ello que se debe concientizar a la población para que tome los recaudos a su salud, en este sentido el especialista recomienda a todas las mujeres, activas sexualmente, a realizarse el Papa Nicolau una vez al año y a las mujeres que llegaron a los 40 años, tengan o no síntomas, deben hacerse una mamografía.

De igual forma todas las personas que tengan antecedentes familiares de cáncer tienen que realizarse un control médico oportuno.


Vida Sana

Es importante llevar una vida sana con hábitos saludables para mantener la salud del cuerpo. El oncólogo recomendó la actividad física, el hacer ejercicios evitando la gordura ya que las personas con sobrepeso son susceptibles a la enfermedad.

El estrés baja el sistema inmunológico por lo que recomendó también actividades que permitan a la persona tener una vida relajada evitando las constantes preocupaciones.

Los hábitos alimenticios son parte de la prevención, evitar la comida chatarra, con preservantes y alta cantidad de transgénicos. Frutas y verduras bien lavadas, uvas, tomates, en lo posible sin cáscara para evitar los químicos que suelen usarse en la agricultura.

No fumar, el cigarrillo tiene como cincuenta sustancias cancerígenas que producen no sólo cáncer al pulmón,  también  a la laringe, gástricos y todo tipo de cáncer. “La persona que no consume alcohol que no lo haga, los que toman mucho que tomen menos y los que consumen demasiado que dejen de hacerlo”, puntualizó el médico.

Patricia Ibáñez M.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.