Header Ads

Alcaldía gana amparo pero debe reubicar a todos los vendedores del Central

La sala penal del Tribunal Departamental de Justicia de la ciudad de Tarija, falló a favor del Gobierno Municipal en el amparo presentado por los comerciantes que se resisten a salir del Mercado Central para iniciar con la construcción de los nuevos ambientes.

La audiencia que duró más de tres horas durante la mañana del lunes 14 de octubre, terminó con la determinación de no quitarles ningún derecho a los vendedores que aún permanecen dentro del mercado, pero permitir la continuidad de la construcción de la nueva infraestructura en el sector que ya está desalojado.
Alcaldía gana amparo pero debe reubicar a todos los vendedores del Central


El fiscal de obra Raúl Salazar, indicó que al momento se tiene un considerable retraso de 15 días para poder desalojar por completo el mercado, pero ante el fallo judicial se procederá a trabajar en el sector desalojado de la calle Bolívar y parte de la calle Sucre.

“Creo que el fallo judicial fue correcto porque se ordena la continuidad de la obra, teniendo en cuenta que el amparo presentado busca frenar la construcción del nuevo mercado—indicó Salazar—estamos a contra reloj  y hay una multa de 3.000 bolivianos y por ello debemos avanzar”.

Añadió que no se podrá desalojar a las personas que se resisten hasta que salga una orden judicial que permita el desalojo.

Además explicó que en las siguientes horas habrá una reunión con el sector, con quienes ya se tuvo un acercamiento para que de forma coordinada se proceda al desalojo total y se permita la nueva construcción.

“Esperamos que en el tiempo prudencial se debe desalojar, tuve una reunión con la dirigencia y como fiscal del proyecto, podríamos ubicarlos a todos ellos en algún lugar y creo que hay un buen gesto de ellos—manifestó—debemos aclarar además que en ningún momento se cortó los servicios dentro del mercado y ellos siguen con los mismos servicios”.

El alcalde Oscar Montes, por su parte, indicó que existe toda la predisposición de poder dialogar con el sector, pero en predios municipales. Dejó en claro que al momento sólo faltan por desalojar 53 personas que estaban en puestos fijos del Mercado Central.

“Tenemos la lista y de acuerdo a ella faltan cerca de 50 personas por retirarse del mercado y no así 100 como se manifestó—indicó Montes—nosotros no vamos a utilizar la fuerza y sólo vamos a continuar con los trabajos, esperaremos que de forma voluntaria ellos sigan saliendo del mercado”.

Dijo que entre tanto ya existe la orden para realizar el cierre perimetral del mercado en dos sectores que ya están vacíos, para ello se colocarán chapas en los alrededores para tapar la infraestructura antigua que será demolida.


Vendedores dicen que no se opondrán a la construcción

Los vendedores del Mercado Central, tras conocer el fallo judicial emitido ayer, indicaron que no se opondrán a la construcción del nuevo mercado, simplemente esperan que el alcalde Oscar Montes proceda a habilitar más puestos sobre la calle Domingo Paz para puedan trasladarse el resto de los comerciantes que aún faltan por salir.

El secretario de Coordinación del Mercado Central, Adán Peralta, indicó que hubo un acercamiento con el fiscal de obra, con quien se dialogó la posibilidad de habilitar puestos más amplios para poder desalojar el mercado.

“Sólo pedimos que consensuemos y busquemos un lugar donde  podamos estar nosotros, hablamos con el fiscal de obras para entrar a un diálogo—dijo Peralta– hay puestos pero son chiquitos y lo que queremos es que se habrán más espacios y amplios”.

Explicó que mientras no se brinden los puestos que se requieren, continuarán dentro del Mercado hasta que se les confirme la petición.

“No nos olvidemos que el juez ordenó que donde esté desocupado, se proceda a realizar la obra y donde está ocupado no puede aún sacarnos—añadió–sólo pueden trabajar en la calle Bolívar, se quedó claro de que sí o sí la construcción irá, ahora sólo buscamos puestos”.

EL APUNTE

Pedirán que la Policía Boliviana garantice los trabajos

El comandante de la Guardia Municipal, mayor Ivar Ortiz, indicó que se solicitará la presencia de la Policía Boliviana, para que de esa forma se garantice la construcción del nuevo mercado.

“Consideramos que la Policía Boliviana tendrá que garantizar que los obreros continúen con el trabajo, lo que buscamos es evitar cualquier tipo de enfrentamiento—manifestó Ortiz—al momento se logró conversar con los dirigentes y esperamos que la situación sea pacífica tras este fallo judicial”.

Ayer los comerciantes del Mercado Central, nuevamente intentaron frenar el trabajo del Gobierno Municipal, cuando se trasladaba las chapas hasta la calle Bolívar para realizar el cerrado perimetral en la zona que ya está desalojada.

Las chapas servirán para cubrir el espacio donde se comenzará la demolición.

El Nacional

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.