Header Ads

Población tarijeña no toma en cuenta la importancia de su salud mental

“De locos y tontos todos tenemos un poco”, predica un dicho, y es que en el comportamiento cotidiano muchos realizan ciertas acciones que podrían ser calificadas como de orates, como el levantarse de la cama para verificar que la garrafa no tiene fuga, cerrar la puerta de la casa y volver enseguida a verificar si está bien cerrada, buscar las llaves en todas partes y encontrarlas dentro del refrigerador.

Las manías están al orden del día. Para muchos es importante limpiar y organizar el escritorio antes de comenzar la  jornada laboral, para otros resulta inquietante que alguien ajeno ponga mano en el desorden porque en el propio caos se está mejor organizado.

El realizar una acción repetidas veces esperando resultados diferentes, es también algo interesante de notar, por ejemplo, buscar el tono perdido del teléfono presionando mil veces el botón de colgado o presionar 20 veces seguidas la tecla enter cuando la computadora está irremediablemente “colgada”.

Uno podría preguntarse si estos podrían ser síntomas de locura o de falta de cordura, pero más allá de lo que podría representar este pequeño resumen de acciones cotidianas, la salud mental es un tema de vital importancia al que por lo general no se le da la importancia debida.

Si bien es fácil recurrir al zapatero para que arregle el calzado gastado, o al electricista para que arregle el enchufe, los tarijeños no tenemos la costumbre de recurrir al psicólogo o psiquiatra para que nos indique cuál es el interruptor para esos desordenes en el comportamiento, alteraciones emocionales, situaciones sentimentales, fobias, miedo, y demás situaciones que se nos presentan.

De la misma forma enfrentamos situaciones importantes de la vida diaria como la crianza de los hijos sin estar preparados para sobrellevar la depresión postparto, el estrés, el agotamiento, la desesperante adolescencia, los conflictos de la vida en pareja, los traspiés existenciales en nuestras relaciones laborales, en fin,  sólo vemos la alternativa de recurrir al especialista cuando todo lo empírico no funciona, así lo aseguran  diferentes profesionales del área de salud mental en Tarija.

Día de la Salud Mental

El 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, fecha que pretende resaltar la importancia de identificar, tratar y prevenir los trastornos emocionales o de conducta. El Instituto de Prevención, Tratamiento y Rehabilitación de Drogodependencias y Salud (Intraid) propone para este año el tema de la salud mental orientada al uso del tiempo libre y la hiperactividad en los niños.

Hoy a partir de las 14:00 horas en el Parque Temático, el Intraid llevará a cabo la campaña “Uso del tiempo libre” procurando fomentar disciplinas como deportes, música, danza, teatro, fotografía, para concienciar a la población sobre la importancia de crear hábitos de vida saludables para que el tiempo de ocio, especialmente en niños y adolescentes, no sea un factor de riesgo para el consumo de drogas, depresiones y estrés.

La psicóloga del departamento de prevención de Intraid, Fabiola Chamaz, enfatiza en que todas estas diferentes habilidades sociales, buscan alentar la autoestima y la comunicación que son fortalecidas con actividades de un importante valor recreativo para evitar malas inclinaciones que podrían tener consecuencias en la salud mental.

Locos auto diagnosticados

En el tema de la hiperactividad, Intraid ofrece información a los padres de familia para que puedan ayudar psicológicamente a un niño hiperactivo y éste logre controlar sus impulsos, sobre todo porque se vio que en Tarija muchos padres diagnostican a sus hijos como hiperactivos sin tener idea sobre el tema.

De igual forma, muchos adolescentes son diagnosticados con trastorno de conducta cuando el comportamiento podría ser una crisis propia de la adolescencia y es que se está viendo que se pasan muchos volantes en Tarija que asustan a los padres, lamentó la directora del Intraid, Marlene Rollano.
Se asume con mucha ligereza que los jóvenes que muestran diferentes comportamientos que pasan de la euforia a la depresión podrían ser bipolares cuando los cambios de humor constante son una característica esencial en la adolescencia.

Lo propio en la depresión donde hay grados normales debido a una situación específica como la pérdida de un ser querido o cuadros más serios con personas que desde pequeños son depresivos, se nace con esa predisposición lo que puede llevar a una depresión crónica, añade la directora.

 “Escucho voces”

Giordani tiene 28 años, hace tres años que fue diagnosticado como esquizofrénico, antes estudiaba ingeniería en la universidad pública de nuestra ciudad, pero ahora dejó sus estudios, no podía dormir porque escuchaba fuertes ruidos que luego se convirtieron en voces que sólo él escuchaba por lo que se siente incapaz de realizar las tareas más simples, se encuentra bajo el cuidado de su madre que lo lleva y recoge de sus consultas con el psiquiatra.

El psiquiatra y jefe del área clínica del Intraid, Marco Moscoso, asegura que el 1.5 por ciento de la población tarijeña sufre de esquizofrenia y que la edad de presentación más frecuente es entre los 15 a 25 años de edad.

 “Un factor de riesgo para ser esquizofrénico es ser universitario, ser estudiante y vivir en una ciudad de mayores exigencias, duermen pocas horas, más estrés, los síntomas son la alteración del comportamiento como estudiar todo el día sin querer comer, dormir, bañarse, juntar papeles, comportamientos anormales, ponerse agresivo, botar cosas, salir vestido de forma inadecuada y alucinaciones. Escuchan voces, luego los delirios pues se sienten perseguidos”, explica.

Muchos casos sobre salud mental suelen ser pasados por alto sobre todo en el campo, donde se los califica como el tonto del pueblo y no se preocupan de ellos hasta que se tornan agresivos.
“Hay enfermedades que no se curan pero si se pueden tratar como la esquizofrenia, todos los tratamientos que existen para salud mental sea depresión, ansiedad, consumo de drogas, anorexia o bulimia, se tratan con medicamentos y en otros casos con terapia”, aclaró.

Salud mental en Tarija

En cuanto a salud mental en Tarija la depresión es una de las  mayores causas de consulta, durante esta gestión 2013 el Intraid recibe casos de trastorno psicótico orgánico, referido a una psicosis con un componente que tiene que ver con la impulsividad y agresividad.

El trastorno depresivo moderado está en tercer lugar,  el consumo perjudicial de alcohol en cuarto lugar y la esquizofrenia paranoide en quinto lugar, fueron los casos más atendidos, aseguró Rollano.
Hizo extensiva la invitación a toda la población tarijeña a que acuda al Parque Temático dónde además se escuchará música como una alternativa del uso del tiempo con el mensaje implícito “si quieres salud mental, baila, danza canta y haz deporte”.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.