Header Ads

Taiguaty está por convertirse en un pueblo fantasma

La comunidad Taiguaty, perteneciente al municipio de Villamontes, se encuentra a punto de convertirse en un pueblo fantasma, porque la ayuda que llega a la región para enfrentar la sequía “se queda en manos de los dirigentes”, denunció a Erbol Mary Paco Rivera, vecina del lugar.

Doña Mary llegó a La Paz para expresar su preocupación por  las precarias condiciones de vida en las que se encuentran los pobladores del lugar y responsabilizó de esta situación al vicepresidente de la OTB (Organización Territorial de Base), Juan Cruz, y a la representante de la Asociación de Ganaderos de Villamontes, Norma Ordoñez.
Taiguaty está por convertirse en un pueblo fantasma

“Estas personas siempre se benefician con la ayuda que llega. Entre ellos se reparten e inclusive cuando se hizo el plan habitacional. Sus familiares y allegados siempre aparecen con las ayudas, pero para nosotros nada”, manifestó.

La denunciante afirmó que los vivientes de la zona optaron por migrar a otros lugares, debido a “esa injusticia” y además que no se dispone de agua para el consumo humano.

Paco Rivera señaló que Cruz, Ordoñez y otros viven de la prebenda. Puso como ejemplo la situación laboral del vicepresidente de la OTB de Taiguaty, porque “tiene un sueldo de Bs 7.000” como funcionario de la Alcaldía de Villamontes.

“Yo he denunciado al corregidor de Villamontes, Rubén Vaca, al alcalde Muñeco Camacho y lamentablemente no encuentro respuestas”, manifestó.

Migran por falta de ayuda

Mary Paco Rivera enumeró a Erbol la relación de razones que obligó a los pobladores de Taiguaty, distante a 20 kilómetros de Villamontes, a migrar a otras zonas:

-“Todas las ayudas de Evo” que llegan a la comunidad no reciben sus destinatarios, sino que por el contrario “se reparten entre ellos”.

-En una oportunidad se repartieron “tinacos” para almacenar agua para “consumo de la dirigencia”. Se desconoce la cantidad de beneficiarios directos.

-La carencia de agua e invasión de vinchucas obligó a muchos vecinos a abandonar el chaco. En la actualidad permanecen alrededor de siete familias.

-Un proyecto de vivienda social para el lugar “quedó en manos de ese grupo”.

-Los silos para almacenar los productos fueron distribuidos a través de los “próximos a Norma Ordóñez.

-Wilfredo Limachi, profesor interino de Taiguaty y encargado de la pileta de agua, discrimina en la provisión del líquido elemento. “A mi hijo ya no le quiere dar, no tenemos agua, no sabemos qué hacer”.

“Yo voy a defender el derecho a un trato justo, no me voy a ir del lugar peor me preocupa todo lo que está sucediendo”, afirmó.

Erbol

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.