Header Ads

La reconocida Feria de la Huminta reunió a 50 expositores en Tomatitas

En el bosquesillo de Tomatitas más de 50 expositores hicieron degustar, a los visitantes, las diferentes variedades de humintas hechas al horno, hervidas y a la plancha, en la conocida Feria de la Huminta.
Los organizadores calificaron el evento como exitoso, puesto que los participantes lograron vender todas las humintas preparadas hasta las 16.00 horas.

Carmelo Solís, miembro del comité organizador, indicó que cada expositor preparó entre 2.000 y 4.000 humintas.


“Sin duda que a diferencia de otros años el tiempo estuvo acompañándonos, la gente no se ensucio ni salió embarrada, más por el contrario se fue alegre tras disfrutar las riquísimas humintas preparadas por nuestra gente—indicó Solís— se degustó de todas las variedades”.

Margarita Martínez explicó que hace 11 años participa de la feria, desde que inició la misma. Por ello ya tiene una clientela asegurada, especialmente de personas llegan del interior del país y se llevan las humintas por docena.

“Ya me conocen y vienen al puesto, esta vez hice 4.000 humintas, ya estamos llegando al medio día y ya vendí más de la mitad—indicó—el secreto de cada preparadora es único y yo tengo el mío y bueno así de riquísimas salen”.

Añadió que para preparar una huminta necesita moler bien el choclo, un buen trozo de queso, unas gotas de aceite y azúcar para darle el gusto.

Rodrigo Méndez, quien en bolsa trasladaba dos docenas de humintas fritas y hervidas, indicó sentirse satisfechos tras degustar de las variedades del producto hecho por las vendedoras de Tomatitas.

“Riquísimo realmente, me comí más de tres y bueno ahora estoy llevando para la familia que no pudo venir—indicó—además debo destacar que estuvo más organizado y más limpiecito, cosa que no ocurría años antes”.

Entre los aspectos negativos del evento se destaca la falta de basureros, por ello pasado el medio día se observó basura tirada en varios lugares. Otro aspecto que no se pudo controlar fue la venta de bebidas alcohólicas, y es que no sólo se vendió la tradicional chicha de uva, si no también vino y cervezas.

Control policial evitó congestionamiento

En la zona se pudo observar la presencia de varios efectivos policiales que realizaban el control del tráfico vehicular.

Los policías impedían que los vehículos de transporte público se estacionen al ingreso de la feria, lo que permitió un tráfico fluido.

El Nacional

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.