Header Ads

Las llamas vuelven a Yunchará

El municipio tarijeño se revitaliza la región de la puna ofrece diversos y atractivos paisajes para los visitantes.

 El viento frío del sur azota y un sol ardiente quema la piel... a una altitud de entre 3.400 y 4.200 metros sobre el nivel del mar la puna tarijeña se levanta altiva, ahora mucho más con el repoblamiento de camélidos -más propiamente de las llamas- que poco a poco han logrado cambiar la fisonomía de la región de Yunchará, enclavada en la Cordillera Occidental, en el límite fronterizo con la República Argentina.
Las llamas vuelven a Yunchará

El municipio de Yunchará (hasta no hace mucho uno de los más pobres del país) se encuentra en la provincia Avilés, región altiplánica al sudoeste del departamento de Tarija, que ahora busca con la ganadería y el turismo un impulso a su progreso.

Un hato de más de 14.000 llamas habla de la riqueza a la que en la actualidad se dedican unas 600 familias de varias comunidades que se encuentran en esta zona, que forma parte de la segunda sección municipal de la provincia, entre las que se puede mencionar a Copacabana, Tajzara, Quebrada Honda, Viscarra, Pujzara, Chorcoya, Pasajes, Papachacra, Yuticancha y Rosario.

La zona se halla enmarcada por imponentes montañas y dos grandes espejos de agua, las lagunas Grande y Pujzara, en las que se puede apreciar una rica fauna, en la que se destaca una diversidad de patos y el majestuoso flamenco rosado, cuyo color tiñe el horizonte al alba y en los atardeceres.
En la región también se encuentra parte de Los caminos del inca.

Programa

El repoblamiento ganadero camélido surgió hace más de una década a raíz del trabajo de la organización Protección del Medioambiente Tarija (prometa), mediante el Programa Nacional de Biocultura, una iniciativa conjunta del Ministerio de Medioambiente y Agua y la Cooperación Suiza.

 “Nuestros abuelos contaban que las llamas abundaban en nuestros campos, cosa que para nosotros resultaba muy lejano”, sostiene Gladys Alarcón Farfán, alcaldesa de Yunchará. “Ahora con la ayuda de Prometa volvemos a contar con esta riqueza, que es la principal actividad económica de la zona”, agrega la autoridad.


El Deber

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.