Header Ads

Cuecas, chacareras y chancho a la cruz sazonaron el feriado de La Paz

Con acordes de violín y guitarra chaqueña y el aire impregnado de olor a churrasco, se festejó ayer a La Paz y a los paceños de una manera diferente. Quinientos lechones a la cruz, vinos y baile se ofertaron    el feriado  en una feria realizada en el Parque Urbano Central.

La Asociación de Asadores de Tarija (Asat) organizó en esta ciudad el Festival Nacional de Lechón a la Cruz, por segundo año consecutivo. La alcaldía de La Paz coordinó esta actividad en  el marco de las fiestas julias.

Seis miembros de la asociación  ofrecieron al público los más de 500 lechones en el Parque Urbano Central desde las once de la mañana. Ricardo El Negro Díaz, con sombrero chaqueño y las manos manchadas por el carbón, es presidente de la institución y fue quien tuvo la iniciativa.

Con un cuento chapaco, El Negro recibía a los comensales que se acercaban a su puesto en busca de un trozo de chancho a la cruz, a 55 bolivianos  la porción. "Un saludo muy cordial a La Paz y a todos los paceños en su mes aniversario”, dijo Díaz.

Eduardo Quiroz, uno de los visitantes que se dio cita en el  PUC con su familia , destacó la oportunidad de aprovechar del feriado de una forma distinta. "Es muy propio de La Paz, porque albergamos a personas de todos los departamentos y este tipo de acontecimientos son  agradables para compartir con la familia y conocer Bolivia”, explicó.

Desde el sur para La Paz

En el escenario principal, los integrantes de un ballet folklórico llegados desde Tarija especialmente para la ocasión, se movían al compás del bombo chaqueño y de las cuecas chapacas mientras la gente no dejaba de aplaudir, cantar y bailar. Al otro lado estaba El Negro recibiendo varios pedidos por minuto.

La fila de comensales no cesó desde que las puertas se abrieron. Hasta las tres de la tarde ya se habían vendido más de 300 lechones a la cruz.

María Flores llegó desde Tarija para participar de este festival con la venta de vinos. "Hay mucha aceptación de los paceños hacia las comidas tradicionales del sur del país”, destacó.

 Patricia Ávila fue una de las cientos de personas que asistió para degustar la especialidad  del sur del país. "Como hoy es día de los paceños quisiera también que haya un poco de música de nosotros”,  comentó.
 Carolina Arias, también nacida en esta ciudad, tuvo una opinión distinta respecto a la música. "Me gustó mucho la iniciativa, hay que aprovechar este feriado que es día de los paceños para salir de la rutina. Me parece excelente el poder compartir y tener expresiones culturales de otras partes del país”, opinó.

Un festejo diferente

La Unidad de Bomberos de La Paz  estuvo presente en el Festival para prevenir cualquier accidente. El cabo, Néstor Vargas, explicó que la afluencia "considerable” de personas fue el motivo para que la Alcaldía de La Paz coordine acciones con esta unidad.

"Este es un festejo diferente porque sale de lo común, es algo más familiar y quisiera que haya más celebraciones similares”, aseguró Fernanda Garrón, una de las personas que asistió con la familia y que se autoidentificó como "chukuta de corazón”.

Ya entrada la tarde, el grupo que estaba en el escenario ensayó los acordes de Cholita paceña y el público comenzó a aplaudir y cantar hasta que la entonación fue general. Desde su puesto, El Negro Díaz también bailaba mientras servía otra porción de su "incomparable” lechoncito a la cruz.

Página Siete

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.