Header Ads

Weenhayekes pedirán resarcimiento por contaminación al río Pilcomayo

La contaminación del río Pilcomayo, con residuos minerales, es casi un hecho, luego de que se confirmara el colapso de un dique de colas de la Empresa Minera Santiago Apóstol (EMSA), en Potosí. Ante esa situación, el capitán grande del pueblo Weenhayek.

Moisés Sapiranda, indicó que las familias que viven sobres las riveras de ese afluente exigirán un resarcimiento de daños. Advierten con medidas de presión si no se actúan rápido para salvaguardar al río que bordea Paraguay, Bolivia y Argentina.
 Weenhayekes pedirán resarcimiento por contaminación al río Pilcomayo


Entre tanto, ambientalistas como Gonzalo Torres y Maximiliano Vandeven exigen sanciones para la compañía minera y advierten sobre los daños que pueden ocasionar los residuos minerales.

Cabe recordar que el dique de colas de la EMSA colapsó el 10 de julio, en la comunidad potosina de Catullinos, con lo que restos de plomo, plata y zinc que fueron a parar al río Pilcomayo, afectando a las comunidades cercanas al río de los departamentos de Potosí, Sucre, y Tarija. El fiscal de la provincia Cornelio Saavedra, José Luis Ríos, quien tomó pruebas del agua y confirmó la contaminación, pidió a los pobladores evitar el consumo de agua y pescado del lugar.

Sapiranda indicó que hoy lunes 14 de julio se reunirán las familias Weenhayekes de Villa Montes y Yacuiba para analizar el problema de la contaminación y tomar decisiones en torno a la EMSA.
“Tendremos una asamblea por la mañana, para decidir qué medidas vamos a tomar por el daño ocasionado al río Pilcomayo”, dijo Sapiranda a tiempo de recordar que el río tri nacional es la única fuente de trabajo y alimentación para las familias indígenas.

Por ello, aseguró, nunca estuvieron de acuerdo con que las empresas mineras trabajen cerca del Pilcomayo. “Siempre hubo el temor de que atentes contra la salud de nuestras familias”, dijo.

Medidas de presión para ser escuchados


El pueblo Weenhayek se encuentra en estado de emergencia. Porque además de la contaminación al río Pilcomayo, tienen el problema de todos los años, la falta de sábalo. Según Sapiranda, existe una pesca indiscriminada del pescado y sin ningún tipo de control por parte del Gobierno.

“Hemos mandado comisiones a La Paz para dialogar con el Gobierno y solucionar este problema, pero hasta ahora no somos escuchados–agregó– en la asamblea que tendremos tomaremos este tema, la contaminación al río y qué medidas de presión tomaremos para de una vez ser escuchados”.

Añadió que “es probable que como medida de presión se tomen las carreteras Villa Montes-Yacuiba-Tarija y Villa Montes-Santa Cruz”.

Residuos minerales, asesinos silenciosos


El biólogo y presidente de la Fundación Amigos del Pilcomayo, Maximiliano Vandeven explicó que si la contaminación en el río es muy alta puede causar la muerte inmediata de los peces y animales que estén en contacto con el agua, y esto sería una gran pérdida para las personas que subsisten de la pesca.

Si los niveles de contaminación son bajos, los peces transportarían el plomo al organismo del ser humano, cuando este lo consume, y el plomo causaría problemas en el sistema nervioso, estomacal y a largo plazo puede ocasionar cáncer y una muerte silenciosa. “Si la contaminación es muy alta puede morir toda la biodiversidad de la cuenca alta”, advirtió.

Las consecuencias por consumir agua contaminada con plomo son severas para el organismo humano. El metal se acumula en los huesos lentamente, impidiendo el crecimiento y deteriorando el cerebro.

En niveles muy altos puede causar ataques epilépticos, estado de coma e incluso la muerte.

El ecologista Gonzalo Torres recordó que hace tiempo se realizó una campaña en contra de la contaminación de los ríos con pilas AA, y que se advirtió de las consecuencias de consumir agua con minerales, como el cadmio, plomo y zinc, que pueden causar daños en el hígado, los riñones, gastrointestinales, daños en el sistema nervioso y reproductivo, causando a largo tiempo una muerte.
“Se debe multar a la empresa minera, para que con ese dinero se pueda empezar a hacer trabajos de mitigación del impacto, porque esos metales que se desprendieron por el rio Pilcomayo son altamente venenosos y pueden causar la muerte de los animales y los seres humanos–agregó– los minerales estarán en el río por un largo tiempo”.

El Nacional

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.