Header Ads

Carla, la tarijeña que bailó con Robin Williams

Cuando la boliviana  Carla Lissette Castillo se encontró frente a  frente con el  famoso actor estadounidense Robin Williams se quedó sin palabras. Fue en  2008, en la peña   Pachamama, ubicada en  San Francisco (Estados Unidos) y de propiedad del charanguista potosino Eddy Navia.   
 "Me encontré con Robin Williams en el momento que él entraba al restaurante”, contó la joven. Esa noche, el actor la miró y de inmediato la saludó con  la mano de forma muy atenta y le dijo: "hola”; "muy atentamente, y en castellano me dijo hola” y luego le preguntó su nombre.

Carla, la tarijeña que bailó con Robin Williams

"Me quedé sorprendida de su humildad y amabilidad, y sencillez, siendo él tan famoso”, añadió  Castillo, quien nació en Tarija y vive en Estados Unidos desde hace varios años.

Sin embargo, más sorprendida quedó cuando   después de un par de horas, Williams se acercó a ella y le dijo en castellano: "Carla, ¿quieres bailar?”. Castillo no lo pensó dos veces.  "No podía creer que se acordase de mi nombre y me invitara a bailar con él”, dijo.
 Entonces, en la peña Pachamama comenzaron a sonar ritmos nacionales. "Primero bailamos morenada al ritmo de Sukay, que tocaron en vivo; él me siguió los pasos muy bien.  Se veía muy contento bailando nuestra música. Me preguntó de donde era y le dije de Bolivia”, sostuvo.
La joven también recordó que el actor imitaba cada paso para  sacar a la perfección los pasos de la morenada. "Le dije que era un buen bailarín porque bailaba muy bien la morenada para ser su primera vez”, contó. El protagonista de La sociedad de los poetas muertos también bailó samba y otros ritmos de la región.
  Castillo forma parte del elenco de danza de la peña Pachamama y realiza presentaciones junto a Sukay, el grupo folklórico de Navia. La joven viene de  una familia de bailarines del folklore boliviano,  y desde que reside en  Estados Unidos participa en elencos de danza folklórica del país. Fue  parte de varios grupos bolivianos en el área de Maryland y Virginia. Es parte  de la Fundación Socio Cultural Boliviana Inc, organización que se dedica a expandir la cultura boliviana y realizar  eventos de caridad para los niños en Bolivia.
Durante su visita a la peña Pachamacha, Williams se paró en el escenario   e improvisó una  comedia de lo que pasaba a su alrededor. "Nos hizo reír a todos. Antes de irse se despidió de mí con un beso en la mejilla, un autógrafo y un abrazo. Un sueño hecho realidad para mi sin duda”, recordó la joven.

  En octubre del año pasado, Página Siete publicó un reportaje  sobre la  peña Pachamama, que hace más de 14 años se convirtió en un bastión de la cultura boliviana en Estados Unidos.  "Williams quedó fascinado con la música boliviana. Bailó y cantó varias morenadas”, dijo Navia.

Página Siete

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.