Header Ads

“Parranderos” revolucionan acciones policiales con grupo “antichachapuma” en whatsapp

Cerca de la medianoche de un día predeterminado, de a poco empiezan a llegar policías de distintas unidades hacia el Comando Departamental. 
   
Donde reciben instrucciones para aplicar el Plan Chachapuma, que tiene el objetivo de detectar y, de ser necesario, aprehender a personas que estén conduciendo en estado de ebriedad, ciudadanos que estén bebiendo en lugares públicos, o menores de edad que estén en el interior de locales nocturnos.
Tras recibir las instrucciones de los superiores, como también la dotación de boletas de multas para los conductores infractores, los policías suben a las camionetas patrulleras y, armados con conos y señales móviles de tránsito, salen a realizar acciones para evitar la inseguridad ciudadana.
“Parranderos” revolucionan acciones policiales con grupo “antichachapuma” en whatsapp

De esto participan policías de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), Dirección de Investigación y Prevención del Robo de Vehículos (Diprove), Grupo de Apoyo Civil a la Policía (Gacip), Patrulla de Auxilio y Cooperación al Ciudadano (PAC), además de Radio Patrullas 110, entre otros.

Sin embargo, así como los policías se preparan para sus operativos, jóvenes y adultos interesados en pasar una noche de parranda, empiezan a juntarse en lugares públicos para compartir bebidas alcohólicas, empero, con el fin de  evitar ser sorprendidos por la fuerza del orden, empiezan a comunicarse mediante whatsapp instalados en sus teléfonos celulares para conocer dónde se está realizando el Plan Chachapuma, detectadas las zonas, evaden los lugares y se alejan de ellos.

Grupos “antichachapuma”

Varios de ellos, sobre todo aquellos que ingieren bebidas alcohólicas en vehículos, ya se han unido a grupos de whastapp denominados “antichachapuma”, en los que se ofrece información instantánea sobre la ubicación de los policías que están realizando operativos.
La manera de integrarse es fácil, ya que son enviadas invitaciones mediante la red social Facebook, con mensajes como: “MANDEN NÚMEROS INBOX PARA AGREGARLES AL WHATSAPP PARA Q SEA MAS RAPIDO GRACIAS”, entonces, el interesado envía su número de teléfono y automáticamente empieza a llegarle la información acerca de los puntos de control policial.
En Facebook, el usuario Juan P.S. escribió: “entre todos demos ubicaciones de las batidas para evitarlas y no darles el gusto de pagar nada (…) Agreguen a más amigos, para que esto sea más grande”.
El usuario Jodius Reencarnación, anotó: “todos los que vean donde se encuentran los chachapumas publiquen para poder evitarlos y no darles el gusto, agreguen a más amigos, así el grupo se hará más grande”.
Al conocer de la presencia de un punto de control policial, los “parranderos” que están en vehículos buscan rutas alternativas para continuar con el jolgorio sin ser detectados.
Para el comandante de la Estación Policial Integral (EPI) ubicada en el barrio Morros Blancos, coronel Pastor Orellana, el uso negativo de la tecnología evita que los infractores sean sancionados. “Seguramente que saben dónde es el control, el Comando mantiene un horario, pero tiene que moverse, eso hace que la gente se entere y tome sus precauciones, algunos saben a qué hora, dónde y cuándo va a ser el operativo y tratan de no acercarse donde hay controles”, señaló.

Licorerías móviles
El whatsapp también es usado para hacer pedidos de bebidas alcohólicas, para eso, los clientes y vendedores se citan en un punto acordado para la venta en el que no sean descubiertos por las patrullas policiales, a lo que denominan “licorerías móviles”. “Hay varias maneras de cómo evaden los controles, últimamente una persona puede hacer un pedido y el que vende lo lleva donde está o a un lugar estratégico, así pueden conseguir bebidas alcohólicas”, refirió un policía patrullero.
Consecuencias
La evasión del control policial repercute en el incremento de casos de violencia y la disminución de las aprehensiones de infractores.
El subcomandante departamental de la Policía Boliviana, coronel José Castillo, manifestó que los perjudicados directos son las víctimas de conductores ebrios. “Esas personas no sólo están perjudicando a la Policía, sino a ellos mismos, y por eso ocurren las muertes en los accidentes de tránsito por personas que no les gusta respetar las normas ni cuidarse a sí mismas, después están lamentando muertes y heridos de gravedad, cuando ya es tarde. El Plan Chachapuma busca evitar este tipo de hechos que ocurren a causa del alcohol”, finalizó.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.