Header Ads

Marquiri, el destino oculto de San Lorenzo

Un cañón producto de dos cerros encierra un sendero que se interna en medio de la tierra. Éste es delgado, pedregoso y sólo permite escuchar el canto de las aves y el ronroneo del río, que pasa tímido por debajo.

Se trata del sendero que conduce al Chorro de Marquiri, lugar que se encuentra en la comunidad del mismo nombre y que pertenece al municipio de San Lorenzo. El inicio de la ruta está a 2.256 metros sobre el nivel del mar y sólo es accesible a pie.
Marquiri, el destino oculto de San Lorenzo
Dos casas de techos naranjas constituyen la señal de que empieza la ruta hacia el chorro. En la primera casa que está en las faldas del cerro vive Delia Fernández, una pobladora de la comunidad de Marquiri.
Basta con aproximarse a su casa para preguntar y Delia sale con mucho entusiasmo a explicar a los turistas cómo llegar hasta el Chorro de Marquiri.
Ella cuenta que el anterior alcalde de su comunidad, les dio materiales para que pinten una señalización en el sendero y así lo hicieron.
El camino ahora cuenta con flechas rojas sobre rocas para que los turistas no tomen una dirección equivocada. 
El Chorro de Marquiri es una cascada de unos 15 metros de altitud con una roca gigante atascada en el centro.  Ya en abril de 2013, el técnico en turismo comunitario de la Gobernación, Fernando Díaz, dijo que después de la reserva de Curqui, este lugar es el segundo atractivo que se promocionará en el departamento.
Sin embargo, desde esa fecha a la actualidad, la zona no ha cambiado en nada; pues faltan muchas cosas para consolidar el lugar como sitio turístico. 
Delia aprovecha la presencia de El País EN y exclama que necesitan un puente, debido a que desde diciembre a marzo, cuando los turistas son frecuentes en el lugar, el río que acompaña el sendero se llena y desborda. Esto impide a los pobladores el acceder a sus hogares y a los turistas el llegar al chorro.  “Necesitamos también una cabaña para turistas que sea de la comunidad. Yo puedo donar un poco de mi terreno para eso”,  dice Delia con una sonrisa a tiempo de despedirse.

datos para el turista

Luis Alberto Zilveti, dueño de Casa Blanca Hostel, es el responsable de albergar a muchos turistas extranjeros durante todo el año en su hostal ubicado en la calle Ingavi y Misael Saracho, por esto también es uno de los conocedores de la mayoría de las rutas turísticas de Tarija.
En su vasta experiencia sobre visitar el Chorro de Marquiri, Zilveti recomienda: Llevar zapatos cómodos para una caminata de alrededor de una hora y media, llevar protector solar, sombrero o gorra, además de dos litros de agua, traje de baño, toalla, gafas solares y cámara fotográfica; pues asegura que un baño bajo el chorro es inevitable.

Añade que quien quiera emprender la ruta tiene que seguir los siguientes pasos: A las 8:30 tomar el bus que se dirige a la comunidad de La Calama, este transporte parte de la calle Ramón Rojas y avenida Domingo Paz.
Una vez  en la comunidad (el bus sólo llega hasta ahí), se debe proseguir a pie sin salirse del camino.  En una hora aproximadamente se llegará a Marquiri, donde se podrá divisar la casa de la señora Delia Fernández e iniciar el tracking turístico por al menos 20 minutos más. “Para volver se debe caminar hasta La Calama nuevamente y tomar el transporte”, finalizó Zilveti.

A LADO DEL CHORRO DE MARQUIRI

 Una caída de quince metros
A menos de un metro de distancia, los turistas tienen una inmejorable vista del chorro, mismo que tiene una caída de quince metros

 La roca atascada en medio
El Chorro de Marquiri tiene una roca gigante atascada en el centro; por detrás cae el agua cristalina.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.