Header Ads

“Un curandero falso provocó la muerte de mi esposa”

“Exigimos justicia y que caiga todo el peso de la ley para el curandero falso que mató a mi esposa”, señaló José Castrillo, quien relató que su esposa falleció tras tomar un brebaje dado por un hombre que se hacía conocer como “Doctor Alex”.

Castrillo señaló que el curandero se habría excedido al darle a su familiar brebajes extraños y colocarle una olla caliente debajo de ella conteniendo hiervas medicinales, mientras la abrigaba con colchas, plásticos y otros utensilios con los cuales permaneció más de tres horas.
“Yo le preguntaba que para qué era eso, me decía que le curaría sus males, sin embargo, a los cinco días mi esposa falleció, buscamos al curandero que en ese entonces estaba atendiendo en el mercado Campesino, pero no le encontramos”, lamentó.
Esmeralda Chacollo, era el nombre su esposa, quien no fue ni siquiera velada en su casa y menos sepultada con sus demás familiares, porque ambos esposos llegaron a Tarija desde la ciudad de La Paz, aunque vivían en la ciudad de Santa Cruz.
“Mi mujer comenzó a sentir dolor por todo el cuerpo, nosotros le llevamos a todos los médicos en Santa Cruz, nos decían que era por su sangre, a ella le salían ronchas en sus piernas, luego en su espalda, le sabía escocer y fue eso lo que nos llevó a buscar a los curanderos, nos fuimos a La Paz para buscar ayuda, sin embargo, cuando llegamos a la terminal, apareció una persona quien nos dijo que conocía un especialista en medicina natural, él vio a mi mujer bajar con mucho dolor de la flota y fue ahí donde aparentemente nos quiso ayudar”, contó.
Maldijo la hora que conoció a esa persona quien luego de la terminal les llevó donde un curandero, les cobró más de dos mil bolivianos, pero ahí no hizo nada y les dijo que le sigan hasta la ciudad de Tarija para buscar más medicina natural, que supuestamente sólo la hacían en esta ciudad.
“Llegamos a Tarija, no conocíamos a nadie, mi mujer se encontraba un poco mejor, no sési era por el clima o por las cosas que le dio el supuesto curandero en La Paz, pero cuando le llegamos a ubicar aquí, le dijimos que siga con el tratamiento, entonces él le hizo varias cosas, le dio cosas para tomar, sin embargo, pasó cinco días y ella prácticamente murió en mis manos, porque entró al baño y falleció, no sabía qué hacer, llamé a la Policía, ellos hicieron varias preguntas, pero no pudieron dar con el curandero”, indicó.
Con lágrimas en los ojos, al recordar a su esposa y ver que ahora debe sacar adelante a sus dos hijos en Santa Cruz, dijo que estuvo parado desde diciembre en la ciudad de Tarija, porque no tenía dinero para llevar a su esposa hasta Santa Cruz, por eso la tuvo que enterrar en Tarija.
“Apenas conseguí el dinero para volver a Santa Cruz, no sé qué les voy a decir a mis hijos que su mamá ha fallecido, porque ellos no saben, pero debo ser fuerte y salir adelante, sin embargo, espero que ese curandero que le hizo esto a mi esposa sea encontrado y encerrado en la cárcel, sé que cuando uno hace el mal tarde o temprano cae”, finalizó.

Ley de Medicina Tradicional Ancestral Boliviana

Artículo 33°.- (Ejercicio ilegal)
El ejercicio ilegal de la medicina tradicional ancestral boliviana, es toda actividad realizada por personas que no se encuentren inscritas en el Registro Único de la Medicina Tradicional Ancestral Boliviana - Rumetrab, según lo establecido en el Artículo 11 de la presente Ley.
Artículo 34°.- (Mala práctica). La mala práctica de la medicina tradicional ancestral boliviana, es la acción u omisión en intervenciones o procedimientos que perjudiquen la salud del paciente, ocasionándole lesiones y/o daños leves, graves o la muerte, producidos por las médicas y los médicos tradicionales, parteras, parteros y naturistas, que sera sancionado conforme a la norma aplicable.
Artículo 35°.- (Derechos). Los derechos de las usuarias y los usuarios de la medicina tradicional ancestral boliviana son:
a. Recibir un trato digno y cordial, respetando sus usos y costumbres.
b. Recibir información oportuna, completa y veraz, las veces que lo requiera.
c. Consultar oportunamente y adoptar las medidas preventivas que se aconsejan para evitar enfermedades.
d. Reclamar o denunciar sobre la mala atención o servicio de las médicas y los médicos tradicionales, guías espirituales de las naciones y pueblos indígena originario campesinos y afrobolivianos, parteras, parteros y naturistas.
e. A la libre elección de su médica o médico tradicional, partera, partero y naturista.
f. Ejercer plena autonomía para tomar decisiones sobre su salud, sin presión alguna.
g. Al tiempo suficiente para una adecuada atención en la medicina tradicional ancestral boliviana.
h. Consultar a otro profesional en salud o médica o médico tradicional, sobre su estado de salud-enfermedad, en cualquier momento.
Artículo 36°.- (Deberes). Los deberes de las personas usuarias y usuarios de la medicina tradicional ancestral boliviana son:
a. Respetar las recomendaciones, consejos y orientaciones acerca de los tratamientos indicados por su estado de salud o enfermedad.
b. Brindar trato digno y respetuoso a la médica o al médico tradicional, guía espiritual de las naciones y pueblos indígena originario campesinos y afrobolivianos, parteras, parteros y naturistas.
c. Comunicar de manera veraz y completa sus antecedentes de salud, personales y familiares.
d. Denunciar el ejercicio ilegal y la mala práctica de la medicina tradicional ancestral boliviano.
Artículo 37°.- (Infracciones). Se considerará como infracción:
a. La producción, importación y comercialización de productos tradicionales ancestrales sin Registro Sanitario otorgado por autoridad nacional competente.
b. La producción, importación y comercialización de productos tradicionales ancestrales foráneos no respaldados por un Registro Sanitario.
c. La comercialización de los productos tradicionales ancestrales, fuera de las herboristerías o puntos de consulta médica.
d. La distribución y la comercialización de productos tradicionales ancestrales, por parte de cualquier persona, institución pública o privada, que no cuenten con el Registro Sanitario.
e. La inadecuada preservación de la materia prima, que requiera condiciones especiales de mantenimiento.
f. Y otras establecidas en el reglamento.
Artículo 38°.- (Sanciones).
I. Las infracciones señaladas en el Artículo anterior, se sancionarán en la vía administrativa, con inhabilitación, comunitario, suspensión, multas pecuniarias o trabajo
II. Las sanciones establecidas en el Parágrafo precedente serán reglamentadas.

Seguridad

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.