Header Ads

Tras el incendio, olores fétidos saturan el Mercado Campesino

Cinco días después del incendio en el Mercado Campesino, un nauseabundo hedor se apoderó del lugar.

Intendencia Municipal refuerza controles

El intendente Municipal de Cercado, Nelson Ruíz, informó que triplicaron el número de personal para los controles en el Mercado Campesino, sin embargo, los comerciantes seguían comercializando sus productos en condiciones insalubres.
Tras el incendio, olores fétidos saturan el Mercado Campesino
Hasta la fecha no se retiró los residuos de lo que se quemó, y los comerciantes continúan la venta de productos a metros de ese lugar. Los entes encargados de velar por la salud, aun no aparecieron para realizar los controles.
El País eN visitó la zona el 4 y 5 de marzo, y evidenció que a la fecha sólo precintaron toda la zona afectada, al margen de las investigaciones que la Fiscalía dice que realiza.
La lluvia del 3 de febrero en la noche y el calor del siguiente día,  hicieron que los abarrotes, productos no perecederos y la carne de res que fueron calcinados, trasminen el lugar, pero eso no fue impedimento para que los comerciantes realicen el expendio de su mercancía.
Desde el ingreso a ese centro de abasto, que queda a unos diez metros de donde se produjo el incendio, se siente el olor a quemado pero mezclado con la fetidez de los productos incinerados.
Mientras el agua de color negro corría por un costado de la calle de ingreso,  dos vendedoras pusieron una bolsa de yute sobre el suelo,  y ofrecían a la ciudadanía lechuga, limones, y choclo.
Metros más arriba, otra comerciante puso una caja de madera y encima las tunas peladas, al lado de ella, otra señora estaba sentada en un banco de madera con una canasta llena de “mote”.
Detrás de ellas habían manzanas, zanahorias, arroz, maíz, maples de huevos  podridos y carne de res putrefacta,  por lo cual, las moscas se adueñaron del lugar,  a cada objeto que arrojaban los transeúntes, los insectos formaban una nube negra.
Pero lo cierto es que ante esta situación, los visitantes optaban por pasar por ese sitio tapándose la nariz, unos sí compraban los productos, aunque otros pasaban por el sitio sólo para observar lo ocurrido.    
Doña María tiene aproximadamente 65 años de edad, sus manos temblorosas deshojaban  la chala del choclo para ponerlo a la venta, ella indicó  que es imposible vender su producto en esas condiciones, pero señaló que no le queda otra opción, porque no tiene otra fuente de ingresos y tiene que mantener a sus nietos.     
Eloisa comenta que gracias a Dios su puesto no se quemó, pero tiene que soportar el olor a huevo podrido, ella relató que tiene que vender sí o sí porque tiene deudas con el banco, además de pagar los servicios básicos de su casa, “pero la venta no es como antes, la gente no nos quiere comprar nuestras cositas, poquito vendemos, casi nada”, comentó.

Limpieza
Por su parte, el director de la División Municipal de Aseo de Tarija (DEMAT), Rolando Ruíz, señaló que no le hicieron llegar ninguna solicitud para que su ente proceda con la recolección de los residuos que fueron quemados, y que ellos por buena voluntad no lo harán.
Explicó que ese centro de abasto es privado,  y el recojo de ese tipo de deshechos  no está estipulado dentro del contrato, además que ellos no tienen el personal suficiente para que levanten lo quemado.
Comunicó que  pueden colaborar con  vehículos para el traslado de los residuos hasta el Botadero Municipal, previo un convenio en el que se cancele por el servicio,  pero reiteró que no  pondrá personal para que realice el trabajo.
“El recoger lo incinerado no será tarea de un solo día, sino de unos cuatro mínimamente. Al disponer  personal en ese periodo, ocasionaría que dejemos a un lado nuestro cronograma de recolección de basura-dijo Ruíz- es por eso que no lo podemos hacer”.                 
La autoridad aclaró que actualmente ellos realizan el trabajo que hacían de manera normal, el recojo de basura producida por los vendedores, lo cual está estipulado en el contrato.
El presidente de la Central Regional de Cooperativas Agropecuarias de Tarija (Cercat), Pedro Sivila, reconoció que el olor y la putrefacción atenta contra la salud de la población, pero señaló que por motivos de investigación ellos no pueden proceder con la limpieza hasta que la Fiscalía autorice.  
Explicó que una vez obtenida la autorización, serán los 420 socios de Cercat quienes realicen la limpieza, para lo cual, se organizaron en grupos de 75 personas, quienes trabajarán día y noche, para terminar en cuatro días.
Asimismo, informó que a las once de la mañana del 5 de febrero (ayer), recién hicieron llegar una solicitud a DMAT, para que les ayude con el traslado de la basura. Según Sivila, se tiene que sacar unos 120 cubos de residuos, entre escombros y productos.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.