Header Ads

Dan 30 años de cárcel sin derecho a indulto a asesino de dos policías en Tarija

El Tribunal II de Sentencia en lo Penal de Tarija sentenció hoy a 30 años de cárcel a Jesús Remberto Escobar Vega sin derecho a indulto. La condena deberá cumplir en el penal de máxima seguridad del país, Chonchocoro. En 2012 disparó un revólver contra dos policías que después murieron.

"El sentenciado deberá cumplir su condena en la cárcel de máxima seguridad de Chonchocoro en el departamento de La Paz. Son 30 años de presidio sin derecho a indulto”, explicó el Fiscal de Tarija, Gilbert Muñoz, reportó El Deber.
El 26 de febrero de 2012, los cabos policiales Mario Vega Ortega e Israel Miranda Donaire fueron victimados por el teniente coronel militar Remberto Escobar Vega con disparos de un revólver calibre 38.

Entonces, el informe del director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC), Jorge Barrero, señala que "en cumplimiento del deber, dos policías fueron victimados por el teniente coronel Remberto Escobar Vega con un revólver calibre 38”, reportó el diario tarijeño El País.

 Barrero precisó que un durante sus funciones laborales, los cabos Vega y Miranda, por instrucción de la central de Radio Patrullas 110, a las 22:00 se dirigieron al barrio San Jorge 2 donde interceptaron un motorizado color plomo, marca Toyota Caldina modelo 1996 y placa 1825 NDD, a la altura de la parada de la línea 4 de microbuses, debido a denuncias de que el conductor del vehículo estaba en estado de ebriedad.

Al momento de entablar conversación con el sospechoso, los policías le solicitaron la licencia de conducir, quien les muestra al momento, y luego le exigen que baje del vehículo para realizarle un examen visual y luego le informan que no puede continuar conduciendo por lo que llamarán una grúa para llevarse el vehículo, sin embargo, el infractor se niega a este requerimiento, abandona el motorizado y se dirige hacia a su domicilio, ubicado a unos veinticinco metros de donde fue interceptado.

Mientras los policías esperaban la grúa, el militar salió de su casa con un revólver marca Colt calibre 38 de seis balas, para dispararles a los policías, logrando impactos a uno en el cuello y al otro en la cabeza. "Al verlos en el piso, procedió a golpearlos con la cacha del revólver ocasionándole a uno de ellos hundimiento en el cráneo”, relató Barrero.

De acuerdo con el médico forense Dulfredo Osuna, ambos fallecieron en el hospital a causa de las lesiones ocasionadas por las balas, que provocaron hemorragias agudas. "Los proyectiles fueron encontrados en lugares bastante sensibles, como es la base del cráneo y zona torácica”, explicó.

Testigos presentes en el lugar aseguraron que luego del hecho, el militar ingresó nuevamente a su casa, de donde sacó un maletín para luego darse a la fuga en su vehículo con rumbo sur. Después sería detenido.

Página Siete

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.