Header Ads

Intento de asalto a farmacia deja un muerto y dos personas heridas

El odontólogo Johnny Albornoz falleció por un disparo en la cabeza del que fue víctima cuando intentaba salvar a su esposa y a su cuñado, quienes previamente fueron heridos de bala por un delincuente que ingresó a la farmacia de la mujer con la intención de robar.
Intento de asalto a farmacia deja un muerto y dos personas heridas
El fiscal de turno, Aldo Corrillo, informó de manera preliminar que el caso se suscitó alrededor de las tres de la tarde del jueves en la farmacia Micaela, ubicada en la calle 4 de Julio  casi esquina Mejillones, barrio Eduardo Abaroa, a donde ingresó el sujeto con un arma de fuego, apuntó a la propietaria con una pistola y le exigió que le entregue todo el dinero que tenía y su celular.

Al verse amenazada, la mujer empezó a gritar pidiendo auxilio, por lo que acudió al lugar el hermano de ella, quien intentó reducir al ladrón, pero fue herido. “Lo que se informa de manera preliminar es que un sujeto sospechoso entró a la farmacia Micaela, que se ubica en la avenida Mejillones y calle 4 de Julio, donde con un arma de fuego apuntó a la dueña; en ese momento su hermano salió por el garaje, para entrar por adelante del negocio, y por un momento forcejeó con el delincuente”, dijo.

El pistolero logró zafarse del hombre y le disparó en el hombro, momento en que llegó el esposo de la farmacéutica, quien recibió un disparo en el ojo izquierdo y el proyecto salió por delante el oído del mismo lado, seguidamente el antisocial baleó a la mujer para luego intentar llevarse el dinero.

Al darse cuenta que varias personas se acercaban al lugar, el malviviente salió rápidamente del lugar dejando el dinero dispersado por el suelo y se sube a una motocicleta que era conducida por su cómplice y emprenden el escape hacia el mercado Campesino.

Algunos testigos que vieron al sujeto describieron que estaba vestido con una campera negra y una gorra del mismo color.

Auxilio

Aún en estado de shock, la mujer logró salir y pidió ayuda a sus familiares y vecinos, quienes llamaron a la Policía, que de inmediato envió a los bomberos y a oficiales del grupo Delta.
A las 15.40, los bomberos llevaron al hospital regional San Juan de Dios a los heridos Maribel Aguilera (39), quien presentaba un roce de bala en el hombre izquierdo, y Germán Aguilera (41), quien presentaba una herida de bala en el hombro derecho. A las 17.00, el sargento William Vargas llegó en una camioneta de la Policía para depositar el cadáver de Jhony Alberto Albornoz, de 48 años, en la morgue.

Examen

La médica forense Ericka Sakuma y el fiscal Corrillo se presentan en el depósito de cadáveres para realizar la verificación del cuerpo, junto al personal de laboratorio de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC). “El hombre falleció a causa de un Traumatismo Encéfalo Craneano (TEC) grave, tiene la data de muerte de tres a cuatro horas, y ha sido casi una muerte instantánea, presenta una herida de entrada en el ojo del lado izquierdo con salida por el lado de la sien”, dijo la forense.

Declaraciones

El herido Germán Aguilera relató los momentos que vivió durante el intento de asalto. “El sujeto entró por la puerta principal, yo le he agarrado porque salía por el garaje de atrás y el en un momento se soltó y me disparó, sentí como si me mojaría alguien en esta parte (se señala el hombro izquierdo) y luego me desmayé”, dijo.

Este testimonio lo dijo tras haber salido del quirófano, donde le extrajeron del hombro una bala de calibre nueve milímetros, y posteriormente, junto a su hermana, fue derivado a la sala de cirugía.

Búsqueda

Desde las cuatro de la tarde, la Policía desplegó personas para buscar a los delincuentes, para lo que pusieron en alerta a todas las Estaciones Policiales Integrales (EPI).

A las ocho de la noche fue enviado personal que trabaja con el Plan Chachapuma hacia la EPI del barrio Los Chapacos, donde se reportó la captura de un sospechoso, sin embargo, luego se verificó que los rasgos físicos descriptos por los testigos no coincidían, por lo que lo liberaron.

Reclamos

Varios residentes del barrio exigieron a las autoridades que den más seguridad a la zona, puesto que viven con un permanente temor ante la presencia de malvivientes. “Es preocupante lo que sucedió, uno no puede estar tranquilo, Tarija no era así, cambió mucho. ¿Por qué no atrapan a estos maleantes que lo han matado al doctor?, es una pena, pedimos seguridad por aquí”, exigió un vecino.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.