Header Ads

Oliva pide apoyo al Gobierno para terminar vía a Yunchará

Una de las obras camineras con más complicaciones en la gestión del ex gobernador Lino Condori fue la de Iscayachi – Final Copacabana, primer proyecto en su aspiración de asfaltar el camino a Yunchará.

Oliva pide apoyo al Gobierno para terminar vía a Yunchará
Sin embargo, éste quedó inconcluso en poco más de 9 kilómetros pero además, sin presupuesto.

La actual gestión de la Gobernación de Tarija tiene la intención de terminar esta obra pero no tiene recursos para hacerlo, por lo que planteó al Ministerio de Obras Públicas financiar los recursos económicos para la conclusión de los nueve kilómetros que faltan para concluir este tramo.

Según las autoridades de la Gobernación y la Subgobernación de Yunchará, se conoce de manera preliminar que se necesita cerca de 40 millones de bolivianos para la conclusión de estos 9 kilómetros que se encuentran entre las comunidades de Chorcoya Méndez y Chorcoya Avilés.

El secretario de Gobernación, Luis Alfaro, informó que ya hicieron la representación al Gobierno nacional para que se pueda hacer cargo del financiamiento del  tramo caminero que vincula a los dos municipios de la Zona Alta. Según adelantó, estas negociaciones podrían concretarse en el mes de octubre.

De la misma manera, la autoridad departamental comunicó que como Gobernación demandaron al Gobierno que pueda conciliar cuentas económicas  sobre las inversiones que hizo la administración central  en proyectos camineros de competencia nacional. A su vez, solicitaron a las autoridades nacionales financiar tramos camineros faltantes en la red vial fundamental.

Además de Yunchará, la Gobernación pretende que el gobierno pueda concluir con recursos del Tesoro General de la Nacional (TGN) los tramos pendientes entre Bermejo-Caraparí, Palos Blancos-Villa Montes y Palos Blancos- Caraparí- Yacuiba. Tramos que según Alfaro,  en su mayoría son de la red vial fundamental y que deben ser financiados en un70 por ciento por el  Gobierno y 30 por ciento por la Gobernación.

Al respecto, el subgobernador de Yunchará, Eleodoro Jurado, aplaudió esta iniciativa de la Gobernación y comprometió su apoyo al gobernador Adrián Oliva, para coadyuvar en la gestión de recursos económicos ante el Gobierno. Expresó esto porque afirma que es una aspiración de las familias de la zona ver concluido ese proyecto vial en  la Zona Alta.

“Nosotros, como autoridades de la provincia, vamos a coadyuvar en hacer gestiones ante el Gobierno para concretar este proyecto. Además, el gobierno nacional está dispuesto a financiar el tramo y otras obras camineras como el puente de Peña Rajada con un inversión superior a los 100 millones de dólares”, adelantó Jurado.

El secretario de Economía y Finanzas de la Gobernación, Sergio Nieva, dijo en varias ocasiones que como Gobernación están concluyendo los informes económicos sobre las inversiones que hizo la Gobernación en proyectos viales de competencia del Gobierno. Esto en el afán de iniciar el proceso de conciliación previsto para fines de gestión.

El proyecto vial Iscayachi-Final Copacabana de 40 kilómetros, fue iniciado el año 2011 con una inversión prevista de 168 millones de bolivianos. Sin embargo, se concluyó el asfalto de tan solo 31 kilómetros a un costo económico de 190 millones de bolivianos, dejando 9 kilómetros pendientes. Este tramo es el que la Gobernación pretende que asuma el gobierno nacional.

Campesinos evaluarán la obra vial en ampliado

Las familias campesinas de Yunchará, preocupadas por la paralización de la obra Iscayachi-Final Copacabana, decidieron reunirse hoy sábado en un ampliado provincial para evaluar los proyectos viales de vinculación provincial como de conexión municipal. Además, tratarán otros temas relacionado a los desastres naturales, la falta de agua y la producción, según informó el ejecutivo de la central de la Zona Alta, Agustín Casasola.

El País

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.