Header Ads

El gran polo petroquímico será en Tarija

La instalación de una de las dos plantas de plásticos, como parte del inicio del proceso de industrialización de los recursos del gas, ya tiene visualizada su ubicación.  Será en Yacuiba (Tarija), cerca de la Planta Separadora de Líquidos “Gran Chaco Carlos Villegas”, dice Gonzalo Saavedra, vicepresidente corporativo de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

En ese lugar funcionará la planta de propileno y polipropileno de plásticos duros, cuyo estudio de ingeniería conceptual (fase de análisis técnico y económico) ya se tiene avanzado, señaló. En cambio las de plásticos blandos a Planta Etileno y Polietileno aún no se tiene luces.

P. ¿Cuáles son las ventajas de instalar en Tarija?
G.S.: Según el estudio de ingeniería conceptual, se va a instalar y funcionar en el departamento de Tarija, como macro localización, tal como anunció el presidente del Estado (Evo Morales). Operativamente, comercialmente y técnicamente dará mejores resultados teniendo ahí cerca de donde se genera la materia prima.

P. ¿Ahí se ubicará el polo petroquímico?
G.S.:  Lo más importante en esos proyectos es que la materia prima debe estar cerca de quienes van a transformar esos productos plásticos del gas. Entonces, todo ese conjunto de empresas, que serán  incluso hasta más de 100 o 200, que serán las transformadoras, maquinarias y comercializadoras de plásticos, en conjunto harán el polo petroquímico, donde además participarán los municipios y la gobernación.

P. ¿Hay señales de consenso con las autoridades regionales?
G. S.:  Se ha tenido una serie de reuniones propiciadas desde el Ministerio de Hidrocarburos y Energía, con la presencia del ministro Luis Alberto Sánchez. Hemos tenido un acercamiento con el gobierno departamental de Tarija para que YPFB vaya dando información y se pueda abrir oportunidades de hacer algo conjunto, para constituir el polo petroquímico.

P. En definitiva ¿cuánto será la inversión para esta planta?
G.S.:  En conjunto es un proyecto grande que implicará una inversión entre 1.800 y 2.000 millones de dólares. Eso significa la instalación de dos plantas, que tienen diferentes módulos. Uno es el propileno en base al propano procedente  del GLP (Gas Licuado de Petróleo), procedente de la Planta Separadora Gran Chaco. Y la segunda planta será para el polipropileno, es el grano de plásticos que arrojará en diferentes  grados  y  generará en plásticos duros de alto impacto. En realidad, ambas tecnologías y combinadas entre sí generan diferentes tipos de plástico duro.

P. ¿Cuándo entraría en operación?
G.S.: Estimamos que ya deben estar produciendo entre el 2019 y el 2020. Se trata de una inversión de alto impacto, estamos en ese camino para consolidar en los próximos cinco años su operación.

P. ¿Se ha definido el mercado?
G.S.:  Por prioridad y Constitución, todos los proyectos que desarrolla YPFB primero están orientados al mercado interno. Lo que queremos es que en Bolivia se desarrolle la industria del plástico y eso se lo hace con muchas empresas, muchos trabajadores y muchas máquinas que están alrededor de la Planta Gran Chaco.

P. Pero va a haber excedentes…
G.S.:  Obviamente, como somos un pequeño mercado que vamos a producir para nuestro consumo, vamos a generar excedentes para exportar. En eso se está trabajando, en base a esos excedentes se irá avisorando nuevos mercados de exportación.

P. Ahora la planta separadora está trabajando. ¿Hay capacidad de almacenamiento?
G.S.:  El volumen de materia prima para producir propileno se está almacenando en una planta que tiene capacidad de 17.000 toneladas. En este momento todo ese GLP, desde que pusimos en operación la separación de líquidos y que gradualmente se viene incrementando la producción, en un 80% se va al mercado externo y solo 20% para consumo interno. Desde enero 2014, por ejemplo, con la planta separadora de Río Grande, se ha iniciado la exportación al Paraguay y Perú de GLP. Ahora con estos nuevos volúmenes que alcanzarán a 1.200 toneladas día, el 80% se va al Paraguay, por tratarse de un mercado más cercano.

P. ¿Pero por la distancia conviene exportar a Perú?
G.S.: Cada mercado tiene sus ventajas y desventajas. Hay que balancear tanto en precio y en el costo de transporte o viceversa y en el conjunto. En cada uno en particular exportamos con mayor valor agregado a lo que hacíamos antes, al exportar un gas rico.

P. ¿Los precios actuales alientan a exportar?
G.S.:  Obviamente, la situación no es favorable en este momento ni para nosotros ni para ningún país del mundo, dado que nuestros precios están regidos por el petróleo. En esa medida tenemos que esforzarnos por ser competitivos.

EJU.TV

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.