Header Ads

La joven autonomía chaqueña debe esperar a 2020 para ser aplicada

Caraparí, Villa Montes y Yacuiba ya aprobaron sus estatutos como región autónoma.

El proceso de transición se completará en 2020, porque hay autoridades elegidas en funciones. Hay quienes desean adelantar elecciones para tener autonomía “ya nomás”.

La joven autonomía chaqueña debe esperar a 2020 para ser aplicada
En el Chaco somos distintos. Aquí comemos churrasco y en Tarija saice o ranga; aquí hay bombo, violín, guitarra; allá erke. La música es bien distinta. Ha debido escuchar. A veces los chapacos se portan sobradores. Nos dicen ‘ustedes pues son chaqueños opas’”. Con sus palabras, estas dos funcionarias trazan el límite cultural entre chaqueños y chapacos.

A ratos, esa identidad chaqueña es excluyente. Consideran cambas a los que están “más allacito de Boyuibe”, es decir, a los de Camiri y más allá, cerca de Santa Cruz, y suelen negar su gentilicio a quien no nació en la provincia Gran Chaco. A veces, esa identidad es incluyente, como cuando se quería formar, con el chaco chuquisaqueño, tarijeño y cruceño, nada menos que el décimo departamento (ver el recuadro sobre el Pacto del Quebracho). Hoy se habla casi sin nostalgia de esa idea.

En las urnas
Hace una semana, la provincia Gran Chaco de Tarija votó para aprobar su estatuto como primera autonomía regional de Bolivia. En realidad, votó por segunda vez, porque en 2009 ya lo habían decidido. La fecha: 6 de diciembre, convertida hoy en fecha cívica plasmada en el estatuto. Un contundente 85% dijo ‘sí’ a la autonomía regional en 2009. Así nació una unidad territorial que es casi 14 veces más grande que el municipio de Santa Cruz de la Sierra, aunque tiene diez veces menos población: alrededor de 155.000 habitantes.

“Quieren dividir Tarija en dos”, se dijo entonces desde la Gobernación tarijeña, que estaba a cargo de Mario Cossío. Tres son los municipios que integran este territorio autonómico. Esta vez, el sí ganó con el 72,41%.

Así llega la platita
Aprobar el estatuto no significa que recibirán más dinero; implica que la región tendrá más competencias.

La platita de los hidrocarburos de Bolivia se reparte entre los nueve hijos, mejor dicho, departamentos: 11% para cada uno. De ese porcentaje, un 45% le corresponde a la provincia Gran Chaco, que es casi la mitad del territorio del departamento de Tarija. Marchas, bloqueos, huelgas. No fue fácil conseguir que cada uno de los tres municipios chaqueños recibiera el 15%. Caraparí, Villa Montes, Yacuiba. 15% para cada municipio: 45%. Cabal, casero.

No importan el tamaño ni la población que tengan estos tres municipios. Cada uno recibe su 15%, aunque no parezca equitativo. Yacuiba tiene más de 100.000 habitantes y Caraparí alrededor de 15.000, pero ambos reciben la misma cantidad. Hace dos años, por ejemplo, llegaron 340 millones de bolivianos, según el alcalde Wilman Peña (que está en el cargo hace pocos meses). Si ese dinero se hubiera repartido entre todos los habitantes, cada carapareño habría recibido 22.600 bolivianos. Si la plata del municipio de Santa Cruz se repartiera, cada habitante del municipio recibiría solo unos 2.300 bolivianos.

Así se va la platita
Señor alcalde, necesito ayuda para alambrar mi terreno. Claro, haga un proyectito con más gente y lo vemos. Señor alcalde, nos faltan semillas. No hay drama. Traiga un proyecto y lo hacemos. Nadie salía de la Alcaldía de Caraparí con un ‘no’ como respuesta.

Había mucho dinero. Se pavimentaron calles aunque en algunas no hay muchas viviendas. Se modernizaron las escuelas y se las dotó de salas de computación, canchas y cocina, además del desayuno y el transporte escolar. Construyeron puentes, porque ni bien llovía, los alumnos no podían cruzar los cursos de agua y los profesores se quedaban toda la jornada sin enseñar nada.

Dieron semillas a los agricultores y la Alcaldía ¡hasta les araba el terreno! El edificio de la alcaldía es moderno, pero lo que llama la atención es la monumentalidad del edificio de la Subgobernación, mayormente rodeado de terrenos sin casas. Es tan grande que los funcionarios parecen almas errantes llevando, muy de tanto en tanto, los legajos de una oficina a otra. Ahora eso va a cambiar. Quedó atrás la época en la que llegaban 340 millones. Se prevé que ahora Caraparí recibirá 69 millones el próximo año. Los tractores se han convertido en un gasto que, junto a otros, amenaza la ejecución del presupuesto. Lo mismo sucede en Yacuiba: en 2014 recibieron 710 millones de bolivianos y este año, 287 millones. Y bajará más en 2017.

El municipio de Caraparí tiene un territorio con serranías que llenan de verde la visión del visitante. El Aguaragüe es su marca registrada y una de sus esperanzas cuando, dentro de algunas décadas, el gas que se agita en Itaú, Sábalo y San Alberto deje de surgir.

Sedes del poder
Dos cordones gasíferos unen Yacuiba y Caraparí. Son los campos Itaú y San Alberto. Ambos reciben cada uno el 15% de los recursos por el gas. Sin embargo, la diferencia en población es grande: Caraparí tiene 18.000 habitantes y Yacuiba más de 100.000, en una extensión más o menos similar. Yacuiba es el más poblado de los tres, así que será la sede del Órgano Ejecutivo Regional, uno de los dos componentes del nuevo poder autonómico. El segundo municipio más poblado es Villa Montes. Ahí estará el segundo componente del poder chaqueño, que es la Asamblea Regional. Este poder reemplazará a la Subgobernación, que es considerada, entre los chaqueños, la avanzada centralista de la gobernación tarijeña. Este órgano es el corazón de la autonomía, que latirá a tres ritmos: al ritmo del ejecutivo principal que estará en Yacuiba y al de los dos ejecutivos regionales de desarrollo de Caraparí y Villa Montes. Ya no se llamarán subgobernadores, sino ejecutivos regionales de desarrollo.

¿Quién será la cara visible del órgano ejecutivo regional, el que emita decretos regionales, suscriba convenios para financiar proyectos, el que elabore el presupuesto de toda la región, el que presente el Programa Operativo Anual y además, expropie terrenos y convoque a la fuerza pública si es necesario? La máxima autoridad ejecutiva o MAE. Este ejecutivo será posesionado en un acto solemne, que quizá sea uno de los titulares principales en los diarios bolivianos: “La primera autonomía regional nombra a su máximo ejecutivo”, por ejemplo.

Renunciar o no renunciar
Ese titular quizá sea leído recién en 2020, cuando concluya la gestión de los actuales subgobernadores, que han sido elegidos. Aquí hay una discusión. Unos quieren llamar a elecciones inmediatamente para posesionar a los ejecutivos y echar a galopar la autonomía, y otros dicen que aún falta trabajar mucho para que la autonomía funcione.

Para comenzar, hacen falta 180 días, que empezaron a contarse el día 20, cuando ganó el Sí, para que la Asamblea Regional adecue su reglamento interno al estatuto autonómico regional. El subgobernador de Caraparí, Lorgio Tórrez, dice que está dispuesto a renunciar para dar paso a la autonomía; en cambio, el subgobernador de Yacuiba, José Quecaña, no está de acuerdo.

Uy, la conciliación
Si se espía la agenda de la asambleísta yacuibeña María Renée Barrios, se verá que su lista está encabezada por la palabra ‘conciliación’. “Como asambleísta, me encanta ese tema”, dice. Asegura que la Gobernación no transfería todos los fondos que correspondían a las tres regiones. Fue necesario un decreto, emitido por Evo Morales en 2009, para que la transferencia del 45% a los tres municipios se haga directamente. “Nos deben unos 15.000 millones desde 2003; la mitad en obras, la mitad está en sus bolsillos”, dice la asambleísta. En su voz se enciende un tono fiscalizador cuando empieza a enumerar los trabajos que se hicieron por cuenta de la Gobernación. Agenda de la asambleísta:

-Fiscalizar por qué el campo ferial costó diez millones de dólares, y eso que se usa solo una vez al año. Ver por qué no se instaló un canal de drenaje.

-Averiguar por qué se gastaron 23 millones en la compra de 77 cámaras de vigilancia que no se están usando. El estudio costó dos millones. Nota: averiguar cómo es posible que en La Paz construyeran un edificio y compraran 250 cámaras con 13 millones.

- Aclarar qué pasa con el hospital de tercer nivel, que está paralizado.
- Pedir informes de las entidades públicas que maneja la Gobernación. Setar, la empresa de distribución de electricidad. Averiguar por qué hay cobros injustificados; Entagas, la empresa de distribución de gas. Indagar si hay empresas de parientes de funcionarios de la Gobernación que hacen las instalaciones.

Todas esas empresas se manejan desde Tarija. Eso no ocurrirá más. El estatuto aprobado dice que la Asamblea Regional puede crear, fusionar o transformar empresas públicas.

Los pueblos indígenas
En la Asamblea hay un representante por cada uno de los pueblos indígenas: guaraní, weenhayek y tapiete. En Yacuiba, José Guerrero fue elegido asambleísta por la nación weenhayek, que vive a ambos lados del Pilcomayo. Su economía está basada en la pesca. Cuando los sábalos dejaron de subir, se hizo un proyecto para dragar el río.

“No hicieron ningún trabajo. Están usando la maquinaria para beneficio personal”, dice Barrios. Guerrero trabajará en el perfeccionamiento del proyecto Villa Montes-Sachapera, que permite el riego de 3.600 hectáreas con agua del Pilcomayo, además del establecimiento de criaderos de pacú. Queda pendiente la titulación de las tierras comunitarias de origen (TCO) en Villa Montes. La TCO de Yacuiba está ya titulada.

Estos temas pendientes son parte de la transición. Por eso, el secretario seccional general de Yacuiba, Gilmo Cardozo, considera que hay ambigüedades en el proceso de transición. “Hay consenso con el Ministerio de Autonomías para que los funcionarios cumplan su gestión y se elija luego a la máxima autoridad ejecutiva del gobierno regional autónomo del Gran Chaco”, dice.

Cardozo afirma que la transición pasa por la voluntad del gobernador de Tarija, que hizo campaña por la autonomía, con pancartas que llevaban su rostro. “Vamos a tomarle la palabra”, dice el funcionario. Dice Barrios: “No les va a gustar perder poder”.

El Deber: http://www.eldeber.com.bo/suplementos/joven-autonomia-chaquena-debe-esperar.html

No hay comentarios

En este espacio usted puede incluir su comentario o punto de vista. Guarde el respeto y la tolerancia debida. Los comentarios que tenga insultos, contexto de racismo e improperios serán eliminados.